La Junta ve en la competitividad la herramienta para que el vacuno de leche supere con éxito la desaparición de la cuota láctea

E.F.G./Ical

“Tenemos que ser capaces de conjugar todas las piezas, todas las medidas que tienen que apoyar al sector del vacuno de leche de Castilla y León para ser más competitivo y abastecer la demanda nacional que se va a abrir con la desaparición de las cuotas”. Así se refirió hoy la consejera de Agricultura y Ganadería al reto que afrontan los ganaderos de la comunidad con la inminente supresión del régimen de cuotas lácteas. A juicio de Silvia Clemente, el nuevo escenario supone una oportunidad para el sector, que en los últimos años ha decicado mucho esfuerzo inversor a la modernización de las instalaciones.

La consejera señaló que las explotaciones de Castilla y León son las mejor dimesionadas de España y de las mejores de Europa, con una producción media de 511 toneladas por explotación, que supone un 50 por ciento más de capacidad de producción que la media “porque se ha hecho una gran inversión en equipos técnicos y en innovación tecnológicas, con más de 168 millones.

Todo, dijo, para lograr una mayor eficiencia que queda patente en el mantenimiento de la misma cuota de producción, 800.000 toneladas, que la comunidad tenía cuando se inició el sistema de asignación. “Eso es porque se ha aumentado la eficiencia; las vacas producen más leche y las explotaciones son más grandes y tienen más capacidad de producción”, dijo.

Conseguir superar con éxito la nueva realidad del sector, añadió, requiere también una colaboración público-privada. La Junta, recordó, “ha estado muy avanzada en la creación de un seguro, dotado con 14 millones, para garantizar las rentas de los ganaderos, que es la mayor dificultad a la que se enfrentan de manera inminente” y que beneficiará a quienes vean mermados sus ingresos más de un 30 por ciento.

El vacuno de leche se plantea el reto de la desaparición de las cuotas de leche y es imprescindible, recalcó, “tener un mapa de trabajo y herramientas de colaboración entre todos los agentes que participan en él y es muy importante que funcionen las organizaciones interprofesionales y las nuevas herramientas con las que nos hemos dotado a través del Paquete Lácteo”, que, recordó, es el conjunto de normas que ha aprobado la Unión Europea para el sector y que España y Castilla y León han adaptado a las necesidades del vacuno de leche.

Clemente hizo estas manifestaciones en León, donde hoy clausuró la jornada dedicada al vacuno de leche dentro de la estrategia 'Agrohorizonte 2020' a la que asistieron centenares de productores y profesionales vinculados a un sector que, recalcó, trabajar para ser más fuerte.

Castilla y León con 820.000 toneladas es la segunda comunidad en producción de leche de vaca, con el 13 por ciento del total nacional. Unas 5.000 personas, entre los 1.600 ganaderos y los 3.400 trabajadores de industria láctea comercializadora de leche de vaca y productos derivados, se dedican a un sector que genera 1.300 millones anuales de actividad económica.

AgroHorizonte 2020

El vacuno de leche se considera prioritario en el marco de AgroHorizonte 2020, la estrategia de futuro del sector agrario de Castilla y León que se basa en la generación de riqueza y empleo mediante el liderazgo de subsectores identificados como estratégicos para la Comunidad, como el vacuno de leche. El proceso de trabajo de Agrohorizonte se inició en marzo de 2014 con la creación de un grupo de trabajo sobre el vacuno de leche en el que han participado las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas, organizaciones de productores, además de técnicos de la administración y representantes de la Universidad de Valladolid y de León.

Este Grupo se reunión en dos ocasiones en las que se analizó la situación actual del sector y las perspectivas de futuro ante el fin de las cuotas. El objetivo de la jornada celebrada hoy era poner en común lo analizado y conseguir un resultado más ambicioso para el futuro de este sector en Castilla y León.

Etiquetas
stats