La Junta ordena la administración de antibióticos a todas las personas con infección respiratoria

La Consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, y la de Familia, Isabel Blanco.

Agencia ICAL

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció hoy que ya se ha dado la orden para que se empiecen a administrar antibióticos a todas aquellas personas que tienen infección respitaroria.

Casado explicó que hay evidencias de que este hecho “puede funcionar”, de ahí que se vaya a intentar “ya”, declaró.

Durante su intervención para informar sobre la evolución del Covid-19 en Castilla y León, Casado recordó que los test para la detección de la enfermedad se están realizando a las personas que se encuentran ingresadas, a los profesionales sanitarios y sociosanitarios y también a aquellas que se encentran en sus domicilios y que así lo determina su médico de familia.

Cuando se disponga de mayor número de pruebas, se podrá extender, aunque apostilló que estos colectivos seguirán siendo “prioritarios” como también las personas con síntomas en sus casas, que tengan factores de riesgo añadido.

Casado se felicitó por el trabajo que se está haciendo en materia de investigación y de administración de tratamientos, algo que ha llevado a dar la orden de administrar antibióticos a los enfermos con infección respiratoria.

En función del cuadro clínico

“Se determina el antibiótico que hay que administrar y cuándo hay que ponerlo” en función de que el cuadro clínico sea leve, moderado, grave o haya sospecha de neumonía.

Una vez dada la orden a las gerencias provinciales, Casado explicó que se trasladará la información a los equipos de Atención Primaria para que se inicien los tratamientos. “Hay evidencias de que puede funcionar”, aseveró la consejera de Sanidad, quien incidió en que si eso es así se va a intentar “ya”.

Así se abordarán, no solo aquellas situaciones de personas que den positivo por coronavirus, sino también en aquellos casos en los que hay síntomas, atendiendo a sus características, las probabilidades de haber contraído la enfermedad y de tratarlo.

Como ya se ha explicado desde la Junta, además del número de positivos contabilizados en la Comunidad (2.460 a día de hoy) también se registran aquellos casos declarados como sospechosos o probables, lo que eleva la cifra total a 12.908 casos en Castilla y León.

Etiquetas
stats