La Junta trabaja en un nuevo mapa de servicios sanitarios para redistribuir la población e incorporar prestaciones

cirugía lista espera quirurgica sanidad

J.A./ ICAL

La Consejería de Sanidad de la Junta da los últimos retoques al mapa de servicios de referencia de Atención Especializada en Castilla y León, que verá la luz en una orden cuyo desarrollo marcará la organización de la asistencia de aquellas patologías que hayan superado las posibilidades de diagnóstico y tratamiento en su área de salud. De esta forma, el nuevo modelo ordenará de la población, atendiendo a criterios de eficiencia, e incorporará nuevas prestaciones y técnicas.

El departamento de Antonio María Sáez Aguado aplicará en unas semanas una nueva regulación de las derivaciones entre centros de la Comunidad, que se producen en la mayoría de los casos ante enfermedades o procesos de baja incidencia en los que para garantizar una práctica clínica de calidad es necesario que los profesionales dominen la técnica diagnóstica, quirúrgica o terapéutica, para lo que se exige un número determinado de casos al año.

En ese sentido, Sanidad apuesta por avanzar hacia una asistencia 'superespecializada' con unas pautas de derivación entre los 14 hospitales que conforman la red de Sacyl. La Consejería está estudiando el nuevo mapa, que también ha consultado con los diferentes hospitales y servicios ante los cambios que supondrán en elementos como la procedencia o el número de pacientes que pasarán a atender. Así, está analizando algunas propuestas antes de llevarlo al Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Se trata, por tanto, de diseñar una cartera que identifique a los centros de referencia para las once áreas de salud actuales. Por ello, actualizará un sistema de ordenación que Sanidad elaboró en 2007, dado que en la actualidad el Sacyl cuenta con nuevos centros, como los hospitales universitarios Río Hortega de Valladolid y de Burgos, o instalaciones de mayor tamaño, como ocurre con el complejo leonés. También, Castilla y León ha puesto en marcha técnicas y servicios nuevos, como la cirugía estereotáxica, una técnica neuroquirúrgica que permite localizar un punto dentro de la cavidad craneal.

De esta forma, el nuevo modelo establece dos tipos de referencias en función de si el centro comparte o asume en solitario todos los casos de Castilla y León. Así, de nuevo, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, conservará su liderazgo en la Comunidad debido a su especialización, mientras los servicios de radioterapia sufrirá pequeños retoques, con cambios en la distribución de la población dependiente de cada una de las unidades existentes.

Por lo tanto, Sanidad no contemplará en la orden la creación de ninguna unidad nueva en la Comunidad. En este sentido, en relación con la demanda de radioterapia en Ávila, la Consejería en este momento está recabando toda la información para presentar a finales de junio la planificación autonómica de la radioterapia, en la que presentará la nueva organización para los pacientes que por sus dolencias precisan de estos tratamientos.

Nuevo reparto

Sanidad, según explicó a Ical su titular, Antonio María Sáez Aguado, trata de vencer “resistencias” entre algunos profesionales para apostar por una distribución de la asistencia de calidad, algo que insistió está vinculado con el número de casos. Como ejemplo, recordó que la Comunidad ha renunciado a implantar el trasplante pulmonar, por lo que los pacientes castellanos y leoneses son atendidos en el Hospital de Valdecilla en Santander o en Madrid.

De esta forma, el nuevo mapa consolidará la unidad de cirugía infantil del Hospital de León, que prestará este servicio junto a las del Clínico de Valladolid, Burgos y Salamanca. También la cirugía cardíaca que se ofrece desde Salamanca, el Clínico de Valladolid y León se reajustará para equilibrar la carga de trabajo de los profesionales y centros, con variaciones en la procedencia de los usuarios.

También, Sanidad acabará con los conciertos con centros de Madrid para la cirugía estereotáxica, que emplea los equipamientos de radioterapia para actuar con tumores cerebrales, ya que el Hospital de Burgos ofrece esta intervención, mientras que Salamanca está dando los últimos pasos para sumarse a esta técnica. De la misma forma, el centro salmantino se convertirá en referencia para pruebas del PEC-TAC, como ocurre con los test genómicos predictivos de cáncer de mama.

Otra de las novedades son las asistencias ventriculares, lo que supone instalar una especie de 'corazón artificial' que se encarga de bombear la sangre ante una insuficiencia cardíaca. Se utiliza esta técnica para personas que esperan un trasplante, es decir, como solución temporal, pero también como definitiva para pacientes que por su estado no pueden esperar a recibir un nuevo corazón. Para estas operaciones los dos centros seleccionados son Salamanca y el Clínico de Valladolid.

Finalmente, la orden regulará también los hospitales elegidos para las técnicas de reproducción asistida y fecundidad in vitro y consolidará la Unidad de Órbita del Hospital de León, que reúne a especialistas en oftalmología, otorrinolaringología y cirugía maxilofacial, como referencia para la Comunidad. Sanidad también confirmará a Valladolid y Salamanca como centros para la cirugía torácita, como la intervención que se hace en León para algunas deformaciones de columna.

Etiquetas
stats