La Junta mantendrá congeladas este año las tarifas de la ITV, una de las “más altas” del país

itv

Ical

La Junta de Castilla y León mantendrá un año más congeladas las tarifas de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Los precios no se actualizarán en función de la subida del IPC (Índice de Precios al Consumo) por la “grave” crisis económica que sufren los ciudadanos, que según reconoce el Ejecutivo tienen que asumir uno de los costes “más altos” del país. Además, el Gobierno autonómico se apoya en el Anteproyecto de Ley de Desindexación, según recoge la resolución del 10 de abril que publica en su edición de hoy el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Asimismo, la Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica ha decidido mantener durante 2014 o hasta la resolución del expediente iniciado de modificación de contratos de concesión ITV las tarifas a aplicar en la ITV. El Ejecutivo actualizó de forma parcial en 2011 los precios relativos al componente de control de emisiones y desde entonces ha mantenido los precios, renunciando a las subidas del IPC

En ese sentido, el Ejecutivo solicitó en enero a las empresas concesionarias de ITV la aportación de la memoria sobre la situación económico-financiera de las entidades concesionarias. Tras analizarlos, la Junta considera que no concurren ninguna circunstancia que motive la actualización de las tarifas.

La Junta reconoce que la Inspección Técnica de Vehículos, un servicio de recepción obligatoria, no puede ser eludido por los ciudadanos al tratarse de una obligación impuesta por motivos de seguridad, que motiva una infracción si se circula sin ella. Por ello, considera que hasta que se modifiquen los contratos de la concesión, se deben mantener las tarifas para evitar que la subida de precios se traslade a los usuarios, “ciudadanos afectados todos por el grave deterioro de la situación económica”.

Etiquetas
stats