La Junta investiga el robo de 5.000 mascarillas y botes de gel desinfectante de un hospital de Valladolid

Hospital Clínico de Valladolid.

ICAL

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una investigación para tratar de esclarecer la autoría de la sustracción de unas 5.000 mascarillas y decenas de botes de gel de lavado de manos que se ha producido en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

En concreto, se han sustraído unas 5.000 mascarillas de un solo uso, valoradas en unos 70 euros, además de decenas de botes de gel de lavado de manos, tanto del área quirúrgica como de diferentes plantas del centro hospitalario.

Sanidad investiga lo ocurrido para intentar determinar la autoría del la sustracción, que no se ha denunciado ante la Policía dada la escasa valoración económica de los sustraído.

Fuentes sanitarias han apuntado que al área quirúrgica sólo puede acceder personal autorizado, por lo que podría haber sido algún trabajador del centro hospitalario, mientras que en el caso de las plantas cualquiera podría haber sustraído las mascarillas.

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha calificado de “lamentable” la sustracción de 5.000 mascarillas, las cuales en la población en general “no protegen”, porque quienes tendrían que llevarlas son las personas con síntomas o aquellas que les atienden. “Robar las mascarillas desprotege a las personas que lo necesitan”, recalcó, en general quien tiene síntomas y las personas que atienden a pacientes con casos sospechosos, así como personas inmunodeprimidas, enfermos de cáncer, etcétera.

Etiquetas
stats