El Supremo sentencia que Mañueco no tenía competencias para adelantar el horario del toque de queda el año pasado

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. // Leticia Pérez / ICAL

La Junta de Castilla y León no tenía competencias para adelantar los horarios del toque de queda en enero del año pasado, según una sentencia del Tribunal Surpemo. La Sala de lo Contencioso-Administrativo estima que que el presidente en esos momentos, Alfonso Fernández Mañueco, “no era competente” cuando impuso a las 20.00 horas el toque de queda a la población de Castilla y León apoyándose en el Real Decreto por el que se estableció el segundo estado de alarma.

La resolución da la razón al recurso que presentaron los servicios jurídicos del Estado contra el acuerdo 2/2021, de 15 de enero, firmado por Alfonso Fernández Mañueco por el que se consideró como autoridad competente delegada para imponer toques de queda en Castilla y León.

Entonces, enero de 2021, Mañueco limitó la libertad de circulación de las personas en horario nocturno en toda la comunidad basándose en la habilitación conferida a los presidentes de comunidades por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el segundo estado de alarma para contener la propagación del coronavirus. Sin embargo, más tarde el Tribunal Constitucional declaró nulos varios de sus preceptos.

Por ello el Supremo indicaque “al considerarse nula la atribución de competencias a Fernández Mañueco como autoridad delegada del Gobierno para aplicar las medidas previstas en el Real Decreto, se ”determina la nulidad“ del acuerdo impugnado”. Concluye que se efectuó “en razón de una delegación juzgada inconstitucional” por lo que el acuerdo que firmó el presidente de Castilla y León estaba “igualmente viciado”.

Según la Abogacía del Estado, Mañueco se excedió sobre los límites de la delegación y “no podía agravar” la restricción de la libertad de circulación, fijada para las 22.00 horas. Insistió en que “no había una explicación de por qué se adelantó el toque de queda”. Los servicios jurídicos de Castilla y León “defendieron prolijamente” que el término 'modular' en el decreto del Segundo Estado de Alarma “sí les permitía hacerlo”.

Hay que recordar que un ciudadano abulense denunció a Mañueco “por prevaricación” por adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde, pero el Tribunal Superior de Castilla y León la inadmitió.

Etiquetas
stats