La Junta de Castilla y León advierte que “debemos tener recursos listos para una hipotética nueva oleada”

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, en las Cortes.

Alba Camazón/Eldiariocyl

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha comparecido esta mañana en la Comisión de Sanidad a petición propia para explicar a los grupos parlamentarios de las Cortes qué medidas ha ido tomando la Junta de Castilla y León ante la pandemia de COVID-19 y cuál ha sido la evolución de la epidemia en la Comunidad. Casado, que ha pedido unidad y preparación para los próximos meses durante su intervención de más de dos horas, ha reconocido: “En Soria y Segovia han sufrido una barbaridad. El día que fui a verles entendía tanto su desesperación... No nos puede volver a pasar”.

Ante las dificultades a las que se han enfrentado los sanitarios, Casado ha destacado el valor de los profesionales, que ha afirmado que no se puede “ir a la guerra sin casco ni herramientas”. “Hemos intentado ponernos a comprar desde un primer momento para proteger a los sanitarios, que han sido héroes porque se han enfrentado contra el peor enemigo que puede tener alguien: el miedo. Nunca habrá palabras suficientes para agradecérselo”, ha apuntado la consejera, que también es médica de familia.

Sin embargo, ha advertido que esta situación no puede volver a producirse. “No nos tiene que volver a suceder. La carga de sufrimiento que han tenido... tenemos que estar preparados. Tenemos que revisar el sistema sanitario y sociosanitario”, ha reclamado Casado, que ha instado a reformar estos sistemas “todos juntos”.

Casado, que ha roto a llorar al recordar la muerte de los sanitarios, se ha mostrado preocupada por la próxima oleada que se espera en los próximos meses de este “tsunami virológico”. Los virólogos dicen que habrá una segunda onda, aunque no hay disparidad de opiniones sobre el impacto que tendrá. “Tenemos que estar física, psicológica y sanitariamente preparados”, ha advertido.

El portavoz del Grupo Mixto y procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, se ha emocionado también durante su intervención, porque él es médico de Emergencias. “Se sigue sin contar la peligrosidad del trabajo. No queremos ser héroes. Si por un héroe entendemos una persona que hace una hazaña, con gran esfuerzo y valor, pues sí. Pero no hubiéramos querido ser héroes. Es muy duro. Hay gente que se va en horas, y los que han muerto no regresan”, ha reflexionado, para concluir: “La felicidad es dormir sin miedo y despertar sin angustia”.

“Recursos para una hipotética nueva oleada”

Por este motivo hibernarán el hospital montado en la Feria de Muestras de Valladolid, la carpa organizada en Miranda o el Divino Valles en Burgos. “Debemos tener recursos listos para una hipotética nueva oleada”. “Tenemos que preparar el sistema para un futuro, que va a tener al coronavirus durante un tiempo”, ha añadido.

Esta reforma del sistema sanitario, ha adelantado Casado, quizá no tenga tanto que ver con montar nuevos hospitales, si no con preparar mejor, sobre todo, los hospitales pequeños, que son los que se han visto más sobrepasados ante la evolución de la pandemia. “No se pueden doblar las UCIs de forma generalizada. Las necesidades de Segovia, por ejemplo, no son las mismas que las de Valladolid”. También ha reconocido que el impacto en Castilla y León ha sido superior al de otras autonomías por su cercanía a Madrid, donde muchos ciudadanos van y vienen a trabajar o tienen familia y amigos.

La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Inmaculada García, ha pedido que haya personal suficiente en todos los hospitales, sobre todo en los más pequeños, que han tenido “más problemas. ”Que no nos vuelva a pillar de esa manera“; ha solicitado. También ha reconocido que la Salud Pública es ”la gran olvidada“ del sistema sanitario y ha ofrecido la ”lealtad sin paliativos“ del PSOE.

Las residencias, las grandes damnificadas

Casado ha solicitado que el nuevo planteamiento que surja tras la pandemia permita la convivencia de la normalidad y la posibilidad de que haya una nueva epidemia que afecte al sistema sanitario y sociosanitario, porque actualmente la Sanidad “no está montada como para dar buena respuesta a las necesidades sociosanitarias”.

“La gestión sociosanitaria nos la tenemos que volver a replantear muy seriamente. Tienen derecho a que les atendamos. Hay que cuidar a nuestros mayores lo más posible”, ha reclamado la consejera de Sanidad, que ha reconocido que la Junta de Castilla y León no ha sido capaz de organizarse. “Hasta ahora no lo hemos percibido de la manera tan dramática como ahora. Los mayores no pueden morir en las residencias”.

El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Sanidad, Alejandro Vázquez, ha defendido que Castilla y León es la segunda autonomía con más residencias. “Es mucho más difícil intervenir en 690 residencias que en las 300 que tiene, por ejemplo, la Comunidad Valenciana”, ha sostenido. También ha reconocido que la reacción fue tardía y que las residencias de mayores se han convertido en “un foco importante” de la epidemia.

Casado, que ha contado con el respaldo de los portavoces parlamentarios de la Comisión de Sanidad, ha augurado que, cuando se recupere la normalidad, las listas de espera serán “absolutamente terroríficas”. Además, ha puesto el foco en la importancia de la investigación, que debe ser potenciada para estar preparados ante posibles y futuras crisis epidemiológicas. “Tenemos que querer a nuestros investigadores y hacer que se queden”.

Ante la desescalada, que comenzará en unas semanas si el ritmo de contagio se mantiene, la consejera ha afirmado que no hay “colores ni ideologías”, sino que prima el criterio epidemiológico.

El procurador de Ciudadanos Juan Pablo Izquierdo ha subrayado el “comportamiento ejemplar” de los ciudadanos y ha señalado que este no es el momento de buscar las causas ni responsabilidades, sino de tener “prudencia, dejar en un segundo lado la política y guiarse por criterios técnicos”.

La consejera también ha agradecido su trabajo a todos los responsables de publicar diariamente los datos de la situación epidemiológica en Castilla y León, tomando decisiones “basadas en evidencias científicas” y utilizando la transparencia “como arma a la desinformación e incertidumbre”.

“El ministro me dice que soy muy vehemente”

La consejera de Sanidad ha destacado la relación “constante y fluida” que ha mantenido su equipo con el Ministerio de Sanidad. “He sido leal al ministro, pero me he peleado mucho con él. Me dice que soy muy vehemente. Sé que han tenido muchas dificultades, pero evidentemente, o trabajamos juntos o no puede ser”.

Casado ha apostado por que la España vaciada sea la primera en dejar de estar confinada, aunque eso no significa que se permitan los viajes hacia o desde la zona 'verde', para evitar un rebrote. “En Sedano, por ejemplo, llevan muchísimo tiempo sin casos. Están sanos, pero no podría entrar gente. Se trata de que nosotros tengamos responsabilidad”, ha solicitado.

Casado ha repetido la importancia que tiene mantener la cuarentena social y ha solicitado que no se repitan imágenes como las de un gran número de familias paseando por las calles de Valencia. “Esto está muy lejos de ser una gripe. Ninguna gripe produce el desastre que produce en el pulmón de una manera muy rápido”, ha alertado.

Etiquetas
stats