Los grupos de las Cortes incluyen las demandas del sector del taxi para su acuerdo en la nueva ley de transportes

cartel taxi

V.A. / Ical

Los grupos de las Cortes han incluido todas las demandas del sector del taxi en el proyecto de Ley de transporte público de viajeros por carretera de Castilla y León, por lo que ese será un punto de acuerdo en la tramitación en la Cámara. Entre las novedades, abren la vía a la contratación previa del servicio en un término municipal distinto del que está domiciliada la licencia del taxi, ante la “amenaza” por la implantación de los vehículos de turismo con conductor (VTC).

En sus enmiendas parciales, los grupos, excepto Ciudadanos que optó por la enmienda a la totalidad y declinó las específicas, recogen las “históricas” reivindicaciones consensuadas con los taxistas, si bien el Grupo Popular presenta un contenido más amplío en su texto para poder prestar un servicio interurbano previa autorización.

La coincidencia de esa enmienda por parte de los grupos, presentada en el momento de polémica por la huelga de taxistas ante la evolución de los vehículos de turismo con conductor -afecta menos a Castilla y León pero hay “incertidumbre” sobre el traspaso de las competencias a las autonomías-, motiva que pueda ser asumida, explicó a Ical la portavoz de Fomento del Grupo Popular, Isabel Blanco, que expresó su confianza en que esta “importante ley” se pueda aprobar en los próximos meses.

Con distinta redacción pero con idéntico contenido lo que plantean es que un taxi con licencia en San Andrés del Rabanedo pueda recoger a un cliente en la estación de trenes o autobuses de León, por ejemplo, para viajar a ese mismo municipio, pero previa contratación del servicio y siempre que origen y destino estén identificados en documento analógico o digital que lo acredite.

Sin embargo, antes tendrá que superar el filtro de las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos Socialista y de Ciudadanos, que se debatirán y votarán este miércoles en este pleno de las Cortes. “Había que devolver la ley a los corrales, no es merecedora de que se debata”, explicó de manera gráfica su portavoz, Luis Fuentes, muy critico con la normativa presentada por la Junta.

Por su parte, el Grupo Socialista aduce que la ley no da respuesta a las “verdaderas necesidades” ciudadanas del conjunto del territorio, carece de soluciones a las “arraigadas deficiencias” existentes en el transporte de viajeros por carretera, no garantiza el transporte en las entidades locales menores y pueblos y no se aprovecha este instrumento normativo para luchar contra la despoblación.

“No veo la enmienda”, aseveró Blanco, que afirmó no entender la posición de ambos grupos al pedir la devolución a la Junta de esta norma y añadió que lo tendrán que explicar en su enmienda de totalidad, ya que consideró que han presentado un texto genérico -tres párrafos- en el caso del PSCyL y fuera del “ámbito de la ley” en el de Ciudadanos.

Una vez que se rechacen las enmiendas a la totalidad -el voto de los 42 procuradores del PP hará que decaigan- se convocará de inmediato la ponencia para trabajar en las enmiendas parciales, para que pueda aprobarse en los próximos meses, precisó la portavoz de Fomento, convencida de que pueden parecer muchas enmiendas pero, al final, no son tantas porque un buen número de ellas se refieren al sector del taxis, donde ve acuerdo.

Nada insalvable

El Grupo Popular ha presentado ocho enmiendas, más que a otras normas enviadas por la Junta, pero Blanco rechazó que obedezca a “contentar” y acercar posiciones con Ciudadanos, como al recoger los nuevos sistemas de movilidad automatizada, una de las lagunas que observó el grupo naranja. “Es difícil negociar con quien no ha presentado enmiendas parciales”, argumentó la popular.

“Todo es malo, nada se salva de la ley”, preguntó la procuradora del PP, que destacó que es un proyecto “muy trabajado” con todos los actores de este sector y recordó que, con ley o sin ley, el próximo año se deben renovar las concesiones de los servicios de autobuses. “Me gustaría el apoyo de todos los grupos, es por lo que voy a trabajar porque es una ley necesaria, que afecta a mucha gente”, subrayó.

En total los grupos han registrado 96 enmiendas parciales, de ellas 34 corresponden al Grupo Socialista, 23 a Podemos, 16 a IU, 15 a UPL y 8 al PP. La accesibilidad universal del transporte, el transporte rural adaptado al territorio o las relativas al sector del taxi, con una protección como servicio público, su adaptación a personas con movilidad reducida, el máximo de 9 plazas y mínimo de cinco componen las propuestas presentadas por todos ellos. Blanco no observó en ninguna de ellas un rechazó frontal de entrada, pues estimó que muchas son mejoras técnicas y cambio o inclusión de determinados términos.

Etiquetas
stats