El Gobierno fija los cambios de hora de verano e invierno para los próximos cinco años

Reloj de la iglesia de San Nicolás de Bari, dentro del casco histórico de Molinaseca. / César Sánchez / ICAL

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la disposición del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática que fija el calendario de los horarios de verano y de invierno para los próximos cinco años. El objetivo es que los ciudadanos y organizaciones privadas y públicas conozcan de manera anticipada las fechas del cambio horario anual.

El Real Decreto 236/2002 por el que se establece la hora de verano, que incorpora la Directiva 2000/84/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, fija el inicio del horario de verano en España el último domingo del mes de marzo de cada año, a las dos horas de la madrugada (la una hora de la madrugada en Canarias), momento en que la hora oficial española se adelantaría sesenta minutos; y el final el último domingo de octubre de cada año a las tres horas de la madrugada (las dos de la madrugada en Canarias), cuando la hora oficial española se retrasaría sesenta minutos.

De esta manera, y hasta al menos 2026, en España habrá que cambiar los relojes en las fechas siguientes:

2022: Domingo, 27 de marzo.

2023: Domingo, 26 de marzo.

2024: Domingo, 31 de marzo.

2025: Domingo, 30 de marzo.

2026: Domingo, 29 de marzo, para adaptarse al horario de verano y:

2022: Domingo, 30 de octubre.

2023: Domingo, 29 de octubre.

2024: Domingo, 27 de octubre.

2025: Domingo, 26 de octubre.

2026: Domingo, 25 de octubre, para volver al horario de invierno.

El pasado 2018, el Consejo de Ministros decidió crear una Comisión de expertos para estudiar una reforma o derogación del cambio horario. Esto es, si se hacía alguna modificación o se eliminaba la obligatoriedad de ajustar los relojes dos veces al año para mantener la hora de Europa central. Paralelamente, Europa valora acabar con los cambios de hora estacionales, aunque por ahora no se ha tomado una decisión.

Según el último informe de marzo de 2019, la Comisión de expertos concluyó, por un lado, que no era aconsejable producir ningún cambio precipitado en los husos horarios “mientras no existiese un consenso compartido y una difusión práctica a nuestra ciudadanía de los riesgos y oportunidades que comporta”. Y, por otro, que el análisis de los husos horarios “deberá venir siempre vinculado al de los usos del tiempo al objeto de clarificar conceptos y procurar pautas de comportamiento que procuren determinados modelos compartidos como el de la corresponsabilidad”.

Etiquetas
stats