El Gobierno declara de urgencia e inicia los trámites del paso subterráneo de La Granja en la Ronda Este

Colas desesperantes en la Ronda Este motivadas por el acceso al nuevo parque comercial Reino de León en La Granja-La Serna.

C.J. Domínguez

El Gobierno mete la directa a una solución racional a uno de los embudos de tráfico más conflictivos de la capital leonesa, el cruce de La Granja con la Ronda Este (LE-20) que circunvala la ciudad de León.

Más allá de declaraciones políticas, el Boletín Oficial del Estado (BOE) confirma este miércoles que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda urbana (antiguo Fomento) está acelerando al máximo todos los pasos administrativos y ejecutivos para ejecutar un paso subterráneo en este punto de la Ronda Este.

Se trata de volver a proyectar y ejecutar una solución soterrada que se había proyectado en el Gobierno socialista del leonés José Luis Rodríguez Zapatero, que estuvo incluso presupuestada junto a la del cruce de los Hospitales, pero que en 2014 fueron deshechados por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy por los recortes de la crisis y sustituidos por rotondas en superficie.

La apertura el año pasado del parque comercial Reino de León, con negocios como Decathlon o Leroy Merlín, en las inmediaciones de La Granja han confirmado este cruce como uno de los más conflictivos para el tráfico en la ciudad.

En su publicación de hoy, el Ministerio no sólo aprueba provisionalmente el proyecto de soterramiento de la Ronda Este, cosa que ya anunció hace unas pocas semanas por un importe inicial de 17,5 millones de euros, sino que declara “de urgencia” esta obra, al tiempo que acelera el trámite de información pública de esta solución para el conocimiento de quienes pudieran verse afectados. Y es que por otro lado, ya se identifican las personas particulares e instituciones afectadas por los necesarios procesos de expropiación forzosa.

También el anuncio del Boletín insta a acelerar desde ya todos los informes de aquellos organismos públicos a los que el proyecto y las futuras obras les pueda afectar, es decir, a los ayuntamientos de León y Villaquilambre, al organismo responsable de las presas de San Isidro, Presa Vieja y Presa Blanca, a la Junta de Castilla y León, a la Diputación de León y a la Confederación Hidrográfica del Duero, así como a las compañías titulares de los servicios afectados por las obras.

La orden está firmada el pasado 8 de marzo de 2022 por un responsable de la Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla y León Occidental.

Etiquetas
stats