Aragón intenta de nuevo cobrar los 25 millones que no pagó Victorino Alonso tras arrasar un yacimiento neolítico

El empresario minero leonés Victorino Alonso, a las puertas de un juzgado. // Campillo / ICAL

El Gobierno aragonés sigue intentando cobrar la indemnización de 25 millones de euros a la que fue condenado por daños el empresario leonés Victorino Alonso por atentado al patrimonio histórico en un yacimiento neolítico en Huesca, según informa de ello el periódico 'Heraldo de Aragón'.

La Administración autonómica vuelve a solicitar al Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca que ejecute el fallo y el embargo de una finca de su propiedad, aunque a nombre de la sociedad Fimbas, de unas dos mil hectáreas en la localidad de Bastarás, situada en la comarca Hoya de Huesca, actualmente perteneciente al municipio de Casbas de Huesca.

Esta sociedad, en la que Alonso ejercía de hecho como administrador único, fue declarada responsable civil subsidiaria. Ya han pasado cinco años de la condena contra el empresario leonés Victorino Alonso, conocido como el Rey del Carbón, por la destrucción del yacimiento neolítico de la cueva de Chaves, ubicada en su coto de caza de Bastarás. Sin embargo, no se ha conseguido todavía recaudar esa indemnización.

“En un escrito dirigido al juez el pasado 5 de agosto, los servicios jurídicos de la Diputación General de Aragón lamentan el tiempo transcurrido sin haber recibido ninguna notificación que deje constancia de la entrega de la finca como pago de la indemnización, para poder inscribirla a su nombre, ni tiene información ”de embargo alguno“, apunta la noticia del periódico zaragozano.

Por ello reclama al juzgado que dicte una resolución que permita a la administración autonómica tomar posesión de la finca de Bastarás (en el municipio de Casbas de Huesca), así como que embargue “cualesquiera bienes o derechos” de Victorino Alonso y de Fimbas, “acabando con una demora que perjudica al Gobierno de Aragón y deja impune al condenado y al responsable civil subsidiario”, continúa la información del Heraldo.

Alonso se libró de la cárcel

Victorino Alonso fue condenado en 2016 a dos años y medio de prisión, pero luego se rebajó la pena a dos años “por dilaciones indebidas”, para ser finalmente suspendida y no ir a la cárcel por no superar los 24 meses y no tener antecedentes en 2007, momento en que se destruyó el yacimiento neolótico con la condición de no volver a delinquir en tres años. Al declararse insolvente, una de sus estrategias judiciales para evitar los pagos, la indemnización recayó en la Sociedad Fimbas.

Aunque, según la noticia del medio aragonés, esta empresa ofreció como dación en pago una finca que había valorado en 12 millones de euros y la Comunidad Autónoma de Aragón aceptó la propuesta como “última opción”, Alonso se las arregló para no formalizar la transmisión.

Más tarde, en 2019, “la negociación entre las dos partes dio un giro radical. Fimbas se echó atrás y, en lugar de ofrecer toda la finca para cancelar la deuda, propuso ceder solo la cueva con el argumento de que el valor ”en su estado actual“ es de 108 millones de euros, según una tasación que aportó. Esta cantidad es 8,5 veces superior a la que dio en su día para las 80 parcelas de toda la propiedad, que suma 1.932 hectáreas”, termina la noticia del Heraldo de Aragón.

Etiquetas
stats