El modelo de promoción del Aeropuerto de León sigue arrojando pérdidas de viajeros

Instalaciones de la terminal de viajeros del aeropuerto de León. / Aeropuertos.es

Antonio Vega

El Aeropuerto de León no encuentra su sitio, a tenor de las cifras oficiales de pasajeros y vuelos dadas a conocer por el gestor Aena. En los cinco primeros meses de este año el aeródromo ubicado en La Virgen del Camino registró registró un descenso de pasajeros y operaciones. En concreto recibió a 11.237 pasajeros hasta el 31 de mayo, un 13,1% menos que el año anterior en el periodo de estudio; con 519 operaciones, que descendieron un 17,1%.

Cabe recordar que en el 2015 el aeropuerto sufrió el 'susto' de quedarse sin vuelos a principios de año al anunciar Air Nostrum, su único operador, que cesaría los vuelos el 4 de mayo a Barcelona al dejar la Junta de subvencionar la operativa de la línea, aunque finalmente los mantuvo hasta septiembre para retomarlos en noviembre gracias a una subvención del Consorcio del Aeropuerto de León.

Este ente gestor, controlado por la Diputación de León y el Ayuntamiento de León, es quien mediante concurso mantiene viva la actividad del aeródromo leonés, pero con apenas una conexión diaria con Barcelona. A ésta se suman las conexiones veraniegas, que unirán la capital leonesa con Palma de Mallorca, Ibiza, Menorca, Alicante, Málaga y Gran Canaria.

Lo llamativo de los datos del Aeropuerto de León es que su único operador, Air Nostrum, mostró su satisfacción de los datos del vuelo Barcelona, asegurando que cuenta con ocupaciones medias que superan el 70% y que incluso el pasado mes de abril rondó el 80%. Cabe recordar que en vuelos regulares durante enero y mayo de 2015 sólo existía la misma ruta de Barcelona.

Comparativa aeródromos vecinos

Los datos de León contrastan con los de dos vecinos a los que les va, al menos sobre el papel, bastante bien. En el caso del aeropuerto de Villanubla, en Valladolid, recibió 97.940 pasajeros en los cinco primeros meses del año, lo que supone un aumento del 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior. En los primeros cinco meses del año, la infraestructura aeroportuaria pucelana gestionó 1.583 operaciones lo que supone un aumento del 0,3%. El aeropuerto de Asturias arroja cifras espectaculares ya que de enero a mayo lleva ya 450.935 pasajeros, un 14,3% más que en 2015.

Los otros aeropuertos que corren una suerte parecida al de León son los de Salamanca y Burgos. En la ciudad charra se registraron 7.613 viajeros, con una reducción del 34,2% aunque logró acumular de enero a mayo 3.196 operaciones, que es un 6,4% más. En el caso burgalés el desplome es considerable ya que en cinco meses apenas sumó 1.274 pasajeros, con un despome del 77,9%; a través de 441 operaciones, que reflejan una rebaja del 40,4%. En Burgos operó hasta su quiebra el último intento leonés en la aviación comercial, la fracasada León Air, a cuya ausencia de vuelos se deben las bajas cifras de la histórica capital de Castilla.

Cabe recordar que el año pasado el aeropuerto de León registró 38.680 pasajeros, con un aumento respecto al 2014 del 67,2%, en un año de recuperación de cifras de vuelos en términos generales en España. Pero son cifras muy alejadas del récord histórico leonés de 2007 cuando se registraron 161.705 pasajeros en las instalaciones de La Virgen del Camino.

La temporada de verano tiene un coste de 561.000 euros para los vuelos veraniegos, sin contar el vuelo a Barcelona de forma anual. El contrato se firmó en mayo pasado y ha sido prorrogado para su ejecución este año. La pasada temporada unos 8.000 pasajeros se beneficiaron del programa veraniego, ¿serán suficientes para que remonte el vuelo?

Etiquetas
stats