El 38% de las familias atendidas por Cruz Roja se enfrentó a la pobreza energética este invierno

Centro de Higiene Cruz Roja

M. C.

No poder mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud -18 a 20 grados en invierno y 25 en verano- es uno de los síntomas de la denominada 'pobreza energética', que según la Asociación de Ciencias Ambientales sufre el 15% de los hogares en España. En León se han otorgado durante 2013 un total de 204 prestaciones a 120 familias afectadas por la crisis económica y la pobreza energética.

Según datos aportados por Cruz Roja Española en León, el 38% de las familias atendidas durante este invierno se ha enfrentado a este tipo de pobreza, que se ha agravado durante los últimos meses debido a la disminución de ingresos del hogar (relacionado directamente con factores como el desempleo), el encarecimiento de los precios de la energía, la antigüedad del parque de viviendas y la disminución de ayudas y subvenciones.

El problema más grave de la situación de las personas que sufren pobreza energética es su impacto en la salud, ya que el frío y la humedad permanente en un hogar pueden llevar a serios problemas respiratorios como asma y bronquitis. Además, según un estudio realizado por Cruz Roja Española, estas condiciones constituyen una de las causas del aumento de la mortalidad causada por enfermedades cardiovasculares y respiratorias entre personas mayores de 60 años durante los meses de invierno.

Los colectivos más vulnerables son las personas mayores y sin hogar

La pobreza energética afecta especialmente a las personas mayores. Según datos de Cruz Roja Española, a nivel nacional más del 54% no puede mantener su casa en condiciones adecuadas de temperatura durante el invierno. De hecho, un 33% de las personas mayores atendidas por Cruz Roja no puede poner la calefacción en invierno porque los ingresos no alcanzan. Un 12,7% de estas personas dice que no llega a fin de mes y cerca del 33% ha tenido que ayudar por primera vez en 2013 a hijos y nietos por motivos económicos.

Otro de los colectivos afectados por la pobreza energética es el de las personas sin hogar, población que se encuentra en situación de extrema vulnerabilidad. El Comité Provincial de Cruz Roja Española en León ha creado la Unidad Móvil de Emergencia Social hace dos años considerando que el gran aporte de la misma es ofrecer a las personas sin hogar un servicio de proximidad que garantice una respuesta rápida “in situ”, frente a situaciones de emergencia social, actuando como puente entre la calle y la red de atención.

En este pasado año atendió a 274 personas sin hogar con el primer objetivo de reducir los daños por vivir en la calle y, al mismo tiempo, servir de enlace para integrar a estas personas en la red de asistencia normalizada, promoviendo así la inclusión de éstas en la sociedad. El primer año, en 2012 atendió a 214 usuarios/as.

Falta de energía en casa, imposibilidad de acceder a las necesidades básicas de higiene

Otra de las consecuencias de la pobreza energética en los hogares es la imposibilidad de acceder a las necesidades básicas de higiene de la población. Acciones tan cotidianas e imprescindible como darse una ducha de agua caliente o poner una lavadora, se convierte en un reto imposible para 120 familias en León.

El Centro de Higiene y Atención a personas sin hogar tiene como objetivo atender las necesidades básicas de higiene de la población “sin techo”, transeúntes y, en general, personas en riesgo de exclusión, para mejorar su calidad de vida desde el punto de vista social y sanitario y, en la medida de lo posible, reducir daños y riesgos asociados a pernoctar en la calle. Dotado de lavadora, secadora y duchas, ofrece a los usuarios un servicio de higiene personal e integral, así como un refugio con adecuadas condiciones de temperatura, al que pueden acudir a un servicio de duchas y lavandería, además de disponer de un espacio para poder pasar la mañana leyendo la prensa y disfrutar de un café, zumo, agua y bollería.

No obstante, según ha informado Cruz Roja en León, el resto de la ciudadanía con necesidades especiales en cuanto a pobreza energética se refiere, también es atendida por Cruz Roja Española desde sus programas de apoyo a personas en extrema vulnerabilidad, a través del pago de recibos de suministros. Desde estos programas se han otorgado en León en 2013 un total de 204 prestaciones a 120 familias afectadas por la crisis económica y la pobreza energética.

Etiquetas
stats