El éxito de las experiencias piloto de FP Dual en Castilla y León lleva a Educación a multiplicar la oferta

Ical

La Consejería de Educación tiene previsto incrementar la oferta de Formación Profesional Dual tras los positivos resultados logrados con la primera experiencia piloto desarrollada este curso en ocho centros de la región y en la que ha participado 74 alumnos. Así lo ha confirmado a Ical el director general de Formación Profesional y Régimen Especial, Enrique de la Torre, que destacó las enormes posibilidades de una modalidad educativa que contempla que un tercio de la jornada lectiva se desarrolle en la empresa.

La FP Dual es un paso más del camino iniciado en el curso 2011/2012 por la Junta con la puesta en marcha del programa 'Aula empresa', que ha pasado de ser ofertado por seis centros de Valladolid, Burgos y León y de contar con la colaboración de 118 empresas, a impartirse en 23 centros, repartidos por todas las provincias, con la implicación de 567 empresas.

El objetivo de esta nueva modalidad de Formación Profesional, según explicó De la Torre, no es otro que seguir profundizando en las relaciones entre los centros educativos y las empresas y buscar un “beneficio mutuo”. Así, explicó que mientras los alumnos aprovechan la experiencia y los conocimientos de las empresas, éstas se pueden beneficiar de proyectos de innovación y competitividad que se desarrollan en los centros. “La modalidad dual es el máximo de la FP y también contempla la posibilidad de trabajadores con contrato completen su formación en los centros”, afirmó.

El centro integrado de Formación Profesional 'Juan de Herrera' de Valladolid es uno de los pioneros de toda la región tanto en el proyecto 'Aula empresa', como en la experiencia piloto de FP dual, de la que se han beneficiado once alumnos y en la que han participado las empresas vallisoletanas Industrias Maxi, dedicada al mecanizado y el diseño; TRW, multinacional especializada en la fabricación de airbags; Talleres Goca; Hermanos Gómez del Hierro (Citroen) y Amaro Cerezo (Mercedes).

El resto de pruebas pilotos de la Comunidad se realizaron en los centros integrados de Formación Profesional de Medina del Campo (Valladolid), Simón de Colonia (Burgos) y Pico Frentes (Soria), así como en cuatro centros concertados de Burgos, con la participación de Grupo Antolín, Propu, Siex, Ficosa, Fico Mirrors, Dau Componentes y Plastic Omnium.

En el caso del 'Juan de Herrera' los alumnos cursaron uno de los módulos en la propia empresa con la ayuda de un tutor. Por la mañana seguían el curso normal en el centro y por la tarde completaban su formación en la empresa correspondiente, dedicando diariamente entre tres y cuatro horas.

“La experiencia no ha podido ser más positiva para todos, alumnos, empresas y profesores, aunque está claro que requiere, por parte de toda la comunidad educativa, así como por la propia Consejería de Educación, un importante esfuerzo, por no hablar de la dedicación del alumno, que tiene que compaginar su asistencia a clase con las prácticas”, asegura el director del 'Juan de Herrera', Carlos Polanco Mangas.

Uno de los protagonistas de esta nueva etapa que se abre en la FP siguiendo el modelo que se aplica en otros países como Alemania ha sido Dario Gallego, estudiante de Construcciones Metálicas, quese ha formado en la planta que TRW tiene en parque tecnológico de Boecillo. “La experiencia no ha podido ser mejor y lo que más me ha llamado la atención ha sido el esfuerzo de mi tutor personal y de los compañeros por enseñarme”.

En la misma línea se pronunciaba Pablo González, estudiante de Diseño y Fabricación Mecánica, que estos días ultima su formación en Industrias Maxi. “Me he sentido uno más de la plantilla desde el primer día y he tenido la suerte de conocer detalladamente cada uno de los procesos de fabricación”.

Aunque ninguno tiene una oferta sobre la mesa, ambos tienen claro que esta experiencia es el mejor camino para hacerse un hueco en el mercado laboral, aunque son conscientes de que lo fundamental es que las empresas en las que se han formado presenten buenos resultados y necesiten ampliar su actividad. “La empresa ya te conoce y tu conoces cómo se trabaja. En mi caso creo que es el único camino para poder tener un contrato”, asegura Dario Gallego.

Los buenos resultados y la demanda de nuevos alumnos han motivado que para el próximo curso el 'Juan de Herrera'ya tenga acuerdos con empresas para que medio centenar de estudiantes puedan cursar la FP dual. Entre estos acuerdos destaca el alcanzado con Renault y que permitirá que quince alumnos se formen en sus plantas de montaje y motores de Valladolid. Además, según explicó Carlos Polanco, este acuerdo contempla un compromiso de contratación por parte de la empresa.

El resto de empresas con las que ya se ha alcanzado un acuerdo son Industrias Maxi, TRW, Michelin, Iveco, Amaro Cerezo y Visteon, así como con el Cluster de Automoción de Castilla y León (Facyl).

“Las empresas son muy receptivas a este tipo de Formación Profesional, lo están viendo como una inversión de futuro y están deseosas de ordenar con nitidez este proceso. Debemos ser capaces de hacerlo bien ya que en un momento económico como el actual es fundamental que la primera puerta de acceso al mercado laboral funcione correctamente”, afirmó Polanco, que también planteó la necesidad de desarrollar otras modalidades de la FP dual como los contratos en formación, en los que además de bonificaciones fiscales para las empresas, también se contemplan que un cuarto de la jornada laboral discurra en las aulas.

La FP dual ya está en marcha y, aunque quede mucho por hacer, esta primera experiencia ha demostrado cuál debe ser uno de los caminos para luchar contra el desempleo juvenil y para ajustar la demanda empresarial y la oferta educativa. Además, Carlos Polanco destaca que hay que aprovechar el “mayor estímulo por estudiar y por formarse que está despertando la crisis entre el alumnado”.

Etiquetas
stats