La Junta precisa que el anunciado carné de inmunidad es una propuesta que llevará al Comité de Expertos para la desescalada

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado. / Rubén Cacho / ICAL

El carné de inmunidad del coronavirus anunciado el pasado martes por la Junta de Castilla y León se queda por el momento en una propuesta que llevará al Comité de Expertos para la desescalada que, en principio, celebrará esta semana su primera reunión. Así lo precisó este martes la consejera de Sanidad del Gobierno autonómico, Verónica Casado, quien defendió la “utilidad” de este mecanismo en determinadas circunstancias.

Casado admitió que todavía no se sabe el nivel de inmunidad que adquieren los afectados por coronavirus que superan la enfermedad. “Si fuera mucha, (el carné) tendría mucha validez”, dijo sin esconder que la puesta en marcha de esta propuesta “va a depender mucho de lo que digan los expertos y los magistrados”. En este último sentido, el consejero de Fomento y Medio Ambiente y juez, Juan Carlos Suárez-Quiñones, insistió en fijar en el seno del Comité de Expertos las valoraciones sobre “si hay colisiones de derechos” en la toma de determinadas medidas.

La consejera de Sanidad apremia la convocatoria de este Comité de Expertos después de que el ministro del ramo, Salvador Illa, anunciara su convocatoria para esta semana, pero sin concretar todavía el día. “Nosotros hacemos esta propuesta, entre otras muchas medidas”, apuntó Casado antes de sugerir que el establecimiento de determinadas intervenciones debería estar consensuadas.

El caso es que fue la propia titular de Sanidad la que anunció el pasado 7 de marzo la próxima puesta en marcha del carné de inmunidad, para lo que incluso aludió al desarrollo de la app Conecta Sacyl, que ya se podía descargar en esa fecha pese a no estar todavía operativa, según precisó entonces.

Etiquetas
stats