El Consejo de Enfermería pide un pacto de la Junta y el Gobierno central para desbloquear la paralización de las oposiciones

Leticia Pérez / ICAL Concentración para exigir una solución a la suspensión de las oposiciones de enfermería, convocada por CCOO, UGT y CSI-F

Henar Martínez/Ical

El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, aseguró hoy que la solución para desbloquear las oposiciones, paralizadas por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y que se iban a celebrar este domingo, pasa por buscar un pacto con la Gobierno central. Además, criticó la “desidia” con la que la Consejería de Sanidad ha gestionado la impugnación por parte de la Administración General del Estado.

Asimismo, en la presentación de la Mesa de la Profesión Enfermera, la secretaria general del sindicato de enfermería Satse, Silvia Sáez, consideró “crucial” la búsqueda de una solución a corto plazo para los más de 20.000 opositores, que se han visto afectados por la suspensión del proceso selectivo. Para ello, pidió al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, que no se exima del asunto y que no culpe a otros del problema ni les encargue solventarlo: “Él es responsable de buscar soluciones”.

En ese sentido, Escaja dijo: “La política de 'vamos a esperar' nos ha llevado a donde estamos. Ahora habrá que asumir responsabilidades”. Además, defendió el diálogo con el gobierno central para evitar que el año que viene Sanidad no pueda convocar unas oposiciones porque el anterior proceso todavía esté judicializado.

Al respecto, la dirigente sindical reclamó la convocatoria de oposiciones en enfermería y no únicamente una oferta de empleo para este año y criticó que “se engañe” a los aspirantes con la publicación de una orden en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) en la que solo se recoge “una relación de plazas que después se tiene que materializar en una convocatoria”.

Acciones sindicales

Por otra parte, la responsable autonómica de Satse informó de que su organización ha iniciado una recogida de firmas para pedir la dimisión de Sáez Aguado. De hecho, destacó que en la concentración de este martes frente a la Consejería de Sanidad en Valladolid recogieron 430 rúbicas.

Además, Sáez avanzó que estudian pedir responsabilidades patrimoniales a la Junta, puesto que los aspirantes gastaron “una media de 1.500 euros para preparar los cursos”, a lo que se une la reserva de plazas en hoteles, los permisos en los puestos de trabajo o las excedencias. Para ello, ya han puesto a disposición de los afectados un modelo de reclamación.

Por útlimo, la representante de Satse señaló que en la protesta de ayer se les planteó realizar una manifestación a nivel estatal porque “muchísimos servicios de salud están afectados” al presentarse “enfermeros de otras comunidades”, opción que aún tienen que valorar.

Etiquetas
stats