El consejero de Hacienda de la Junta de Castilla y León indica a los bancos que “tienen que compensar a la Sociedad”

El consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo. Foto: Cortes CyL / ICAL.

Agencia ICAL

El consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, afirmó hoy que las entidades financieras “tienen la oportunidad de compensar a la sociedad” el apoyo recibido en la anterior crisis económica de 2008, cuando “por su propia situación, no pudieron ayudar en la medida de lo necesario”.

Carriedo, quien compareció ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Valladolid, argumentó que para poder coordinar adecuadamente la financiación de las medidas puestas en marcha frente a la crisis del coronavirus, por parte del sector financiero, impulsarán una nueva reunión del Consejo Financiero de Castilla y León, que se celebró el pasado 14 de abril.

El consejero indicó que todos los participantes consideraron entonces “más que oportuno” la reunión de este foro voluntario de colaboración e intercambio entre la Administración de la Comunidad y las principales entidades del sector financiero que operan en la Comunidad, “en la búsqueda a través del diálogo de fórmulas que palien los efectos de la crisis del Covid-19 e incentiven la actividad en Castilla y León y su desarrollo económico y social”.

La Junta de Castilla y León, se comprometió, seguirá apoyando “el acceso a la financiación de autónomos y pymes, y las entidades financieras son muy conscientes de su papel determinante en esta crisis”. “Estoy convencido de la responsabilidad que a todos nos corresponde, y muy especialmente a las propias entidades financieras”, concluyó.

El PSOE reprocha a la Junta “la deslealtad con el Gobierno”

La procuradora del Grupo Socialista Rosa María Rubio recordó hoy que han apoyado a la Junta y mantenido “silencio” en Castilla y León pese a sus “escasas medidas” y su “parsimonia” frente a la crisis generada por el coronavirus, y pidió hoy al Ejecutivo regional que “tome ejemplo” del PSOE en Castilla y León y abandone su “deslealtad” constante con el Gobierno de la Nación.

Rubio trasladó al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, en su comparecencia en Comisión en las Cortes, que en su formación le “ha invadido un sentimiento de incertidumbre y asombro ante su exigencia constante al Gobierno cuando se movían pocas fichas aquí” frente a la crisis. Carriedo respondió que en su ánimo sólo está la defensa de los intereses de Castilla y León y garantizar su financiación.

La procuradora incidió en que “atravesamos la situación más grave y crítica de la historia”, una pandemia “horrible” en la que el PSOE, dijo, ha demostrado su “responsabilidad” apoyando con “lealtad” las medidas de la Junta, aunque hayan sido “vagas, escasas, incompletas y tardías”

Cargó la socialista con los que intentan “sacar rédito político y exprimir algo cuando la gente está sufriendo, cuando hay que arrimar hombro, no sacar pecho”. “La lealtad no se dice, se demuestra, aquí no va a encontrar un Casado”, indicó.

Rosa María Rubio insistió que apoyan a la Junta porque así apoyan “a nuestra tierra y nuestras gentes”, ya que “la finalidad es combatir el virus y la unidad es clave y lo hemos demostrado apoyando todas las medidas”.

“El PP y Cs siempre optan por el enfrentamiento”

Para la portavoz de socialista en la Comisión, tanto el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco y como Fernández Carriedo “han exigido día sí y día también recursos adicionales para gasto sanitario, siempre llamando a las puertas de papa estado, criticando formas de reparto y la cuantía”. A su juicio, para los responsables de la Junta, “la lealtad y solidaridad es para otros” y siempre optan por el enfrentamiento cuando las decisiones corresponden al PSOE. “Ponen límites geográficos a la lealtad y se la imputan a otros”, sentenció.

Frente a la Junta, indicó, el Gobierno ha actuado con “rapidez, sensibilidad y compromiso” movilizando más de 200.000 millones de ayudas “con justicia social”. La procuradora ensalzó el anuncio el Gobierno ayer de los 16.000 millones a fondo perdido para las autonomías, y deseó que sirvan para mitigar los 85 millones gastados por la Junta hasta hora en compra material, y se use “correctamente allí donde se necesita y no se filtre ni un euro en intermediarios administrativos que tanto gustan a la Junta”. Aseveró que la Junta está utilizando en sus medidas las mismas partidas de todos los años con el apellido Covid y denunció que “no existe ningún esfuerzo adicional” por parte de la Comunidad.

Rubio trasladó también a Carriedo que el PSOE remitió a la Junta un documento lleno de propuestas al que aún están esperando respuesta, cuando están reclamando un pacto de Comunidad, y recordó que desde el PSOE llevan años exigiendo el blindaje de la sanidad y una fiscalidad acorde a la recuperación social. “Esta crisis nos ha dejado en los huesos, ha sacado a la luz todas las deficiencias de esta autonomía en Sanidad”, dijo.

Rosa María Rubio indicó que “no acaba de pillarle la rosca” a las medidas fiscales de la Junta, que solo son aplazamientos y dilaciones, “ni una medida más”, y criticó que reclamasen “incomprensiblemente” al ministerio una demora en la Renta, lo que detendría las devoluciones y la aportación de liquidez al contribuyente.

Lamentó además la tardanza en la puesta en marcha de los acuerdos del Diálogo Social, porque “fueron los primeros en hacerse la foto y los últimos en salir en el BOE. ”A ver cuándo se cobran las medidas“, se preguntó. Por último, constató que los apoyos empresariales de la Junta, solo han llegado al 30 por ciento de las 3.000 empresas previstas, para preguntar si a ese ritmo iban a cumplir objetivos.

Peticiones razonables

El consejero de Economía y Hacienda pidió a la socialista que no vea “otro ánimo” en sus demandas al Gobierno que “la defensa de los intereses de Castilla y León” así como la necesidad de “asegurar” la financiación de los servicios esenciales “tan importantes” en la situación actual. Además, reiteró que sus peticiones al Ejecutivo de fondos no reembolsables propios y europeos, más déficit y deuda, “es algo razonable”. “No tenemos más ánimo que ese, porque son razonables las peticiones que le hacemos al Ejecutivo, para que se haga un reparto justo de las partidas de la UE y del objetivo de déficit y deuda”, resumió, para argumentar: “La batalla que no se da es la que no se gana”.

Asimismo, lamentó que el Ejecutivo, en un contexto de destrucción masiva de empleo, el primer recorte que aprobó de partidas, fuera en las políticas activas de empleo, con 80 millones menos para la Comunidad, cuando “debería ser una prioridad”. “No es razonable que la primera medida sea rebajar estas políticas”, sentenció.

Además, Carriedo repitió que sigue planteando un aplazamiento del IRPF, más allá del 30 de junio, porque la Junta no puede contratar ahora, que no hay movilidad, a sus asesores en el medio rural, para hacer la renta en los ayuntamientos a los más mayores. Por último, defendió las líneas abiertas de apoyo empresarial, por que “están funcionando”.

Etiquetas
stats