Confederación Miño-Sil deberá indemnizar a una propietaria de Carracedelo por los daños en sus fincas por las crecidas del Cúa

Ical

El Juzgado central de lo Contencioso Administrativo número 10 de Madrid estima el recurso contencioso administrativo interpuesto por una propietaria de Carracedelos y le obliga a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) a indemnizarla con 29.066 euros por los daños producidos en sus fincas como consecuencia del mantenimiento defectuoso de los márgenes del río Cúa a su paso por este municipio.

Contra dicha sentencia ya no cabe recurso y, por lo tanto, es firme. El fallo anula “la resolución impugnada” por ser contraria al ordenamiento jurídico y condena a la CHMS al pago de la indemnización más los intereses desde la fecha de presentación de la reclamación de responsabilidad patrimonial.

La demandante había comunicado en diferentes ocasiones a la CHMS que era la propietaria de varias parcelas situadas en la margen izquierda del río Cúa, plantadas con perales, y que estas se inundaban constantemente como consecuencia de las crecídasdel cauce, provococando graves daños a la plantación. Así, señalaban que dichos daños se podrían evitar si se procediese a la limpieza del río Cúa, taponado por los arrastres de los árboles y acarreos de piedras que habían sedimentado aguas abajo de las obrasque la propia Confederación ejecutó en Cacabelos.

Etiquetas
stats