Una conductora vuelca en San Andrés y da positivo en el control de alcoholemia

Así quedó el turismo siniestrado en la en la avenida San Andrés del barrio de Pinilla.

La Policía Local de San Andrés del Rabanedo intervino a las 13.40 de ayer viernes en un accidente con vuelco, en la avenida de San Andrés en el barrio de Pinilla.

Según información facilitada por el servicio municipal de Policía “al parecer, la conductora perdió el control impactando con otro turismo que se encontraba estacionado. Realizadas las pruebas de alcohol y drogas, da un resultado de 0,94 miligramos por litro aspirado imputandosele un delito contra la seguridad vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas”.

“Además en los controles establecidos por este cuerpo, 2 conductores han sido denunciados este viernes por conducir habiendo consumido drogas (hachis y cocaína) respectivamente”, termina el comunicado de la Policía Local de San Andrés.

Cuando un conductor ha ingerido alcohol en pocas cantidades y al realizar la prueba supera la tasa permitida que dispone la Ley de Seguridad Vial, es decir de más de 0,50 miligramos por litro en aire espirado, puede ser sancionado con multa de hasta 1.000 euros y la retirada de hasta 6 puntos. En el caso de los profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, esta multa sería con más de 0,30 miligramos por litro aspirado.

Si ha ingerido alcohol o se aprecian síntomas y supera una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, se considera delito. El artículo 379 del Código Penal permite castigar “al que condujera un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

El conductor con esas alcoholemias será citado para un juicio rápido, en el cual si el acusado acepta los hechos la condena se le reduce en un tercio, con una pena mínima en retirada de carné, de 8 meses y un día. Tendrá que realizar, además, un curso en la autoescuela para volver a conducir.

Etiquetas
stats