Comienza la receta electrónica en la zona básica de salud de Valencia de Don Juan

César Sánchez/Ical. Inicio del funcionamiento de la receta electrónica en una farmacia de la localidad de Villafranca del Bierzo

Este jueves se ha implantado la dispensación de la receta electrónica en la zona básica de salud de Valencia de Don Juan, en la provincia de León, un área en la que prestan servicio 13 médicos que atienden a los usuarios de 9.768 tarjetas sanitarias con un censo de 12 farmacias. La gerente de Atención Primaria del Área de León, María Concepción Domínguez; el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castilla y León, Antonio Carrasco, y el director médico de la Gerencia de Atención Primaria de León, José Luis Palomo, visitaron hoy el centro de salud y algunas farmacias del municipio para comprobar el desarrollo de la primera jornada de implantación del nuevo sistema.

Esta implantación se lleva a cabo después de un pilotaje de varios meses en dos centros de salud del Área de Salud de Valladolid Este y su puesta en marcha la semana pasada en la Zona Básica de Salud de Villafranca del Bierzo, ambas de forma satisfactoria. El resto de las zonas básicas de salud de la provincia se irán incorporando a la receta electrónica de forma progresiva y esta forma, está previsto que se vayan acogiendo a este sistema, antes de final de año, Sahagún, Fabero, Cistierna y Cacabelos. El objetivo es que esté disponible en toda la provincia de León a lo largo de 2016.

Los médicos de familia de Atención Primaria de Valencia de Don Juan podrán ir incorporando progresivamente a sus pacientes al sistema de receta electrónica haciendo previamente una revisión exhaustiva de la medicación que toman, con el fin de que estos puedan disponer con mayor facilidad de los medicamentos y productos sanitarios que su médico le recete.

En este sistema están integrados tanto el proceso de prescripción en la consulta del médico como el de dispensación en las farmacias, con el objeto de facilitar la accesibilidad al fármaco y mejorar la calidad, adherencia, seguridad y eficiencia en el uso de los medicamentos. De esta forma, el farmacéutico accederá, a través de la tarjeta sanitaria del paciente, al sistema de receta clectrónica y dispensará los medicamentos prescritos por el médico.

Con la implantación de la receta electrónica, el paciente reduce sus visitas al centro de salud. En el caso de los pacientes crónicos, el facultativo podrá realizar una prescripción a largo plazo de los medicamentos que toma habitualmente ese paciente. De este modo, el paciente ya no tendrá que acudir con tanta frecuencia al centro de salud a renovar sus recetas, sino que irá directamente a su farmacia cuando necesite la medicación. Además, cabe la posibilidad de aplicar de forma automática el límite de aportación a pensionistas en el momento de la dispensación.

Etiquetas
stats