Castilla y León encabeza el mayor incremento de fallecidos en accidentes de tráfico el mes de enero

Ical

Castilla y León fue el pasado mes de enero la comunidad autonómica en la que más se incrementaron las víctimas mortales en accidentes de tráfico al contabilizarse 13 fallecidos por los seis del mismo mes del pasado año. Este aumento del 53,8 por ciento contrasta con la subida a nivel nacional del 44,3 por ciento, donde de los 61 muertos de 2014 se pasó a los 88, con lo que la mortalidad regresa a niveles de 2013 y repunta por primera vez en el primer del año desde 2006.

Según los datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT) de recuento de la siniestralidad a 24 horas en los accidentes en vías interurbanas, por detrás de Castilla y León se situó Andalucía con el mismo número de muertos, pero con un incremento menor, ya que en 2014 las víctimas mortales fueron siete. Después de ambas comunidades, aparece Cataluña con 11 muertos en sus carreteras, Galicia (9) y Valencia y Aragón, ambas con siete. Madrid, con tres fallecidos, fue la comunidad que experimento un mayor descenso (-5), caídas que también se registraron en Cantabria (-2), y en Baleares y Castilla-La Mancha (-2).

Los trece fallecidos en las carreteras castellanas y leonesas se registraron en una decena de accidentes, cuatro más que en el mes de enero de 2014.

El año pasado concluyó con 1.131 víctimas mortales en el conjunto de carreteras del país, el mínimo histórico desde 1960, pero sólo tres menos que en 2013, con lo que se frenó una década de notables reducciones de la siniestralidad en los accidentes de tráfico, puesto que el descenso en el número de fallecidos entre 2004 y 2013 osciló entre los 167 y los 561 muertos cada año.

En el caso de las carreteras de Castilla y León, en 2014 se registraron un centenar de accidentes de tráfico, con un total de 115 fallecidos, lo que supone cinco accidentes más (5,26 por ciento) y tres víctimas mortales más (2,68 por ciento) que durante todo el año 2013.

Causas

Por otro lado, desde el Real Automóvil Club de España (RACE) y Automovilistas Europeos Asociados (AEA) se achacó este repunte mensual de la mortalidad a la inversión pública insuficiente en la conservación de las carreteras y al menor gasto de los conductores tanto en el mantenimiento de los coches como en renovarlos por su antigüedad.

En declaraciones a Servimedia, el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, consideró “necesario fomentar un cambio de cultura en función de la seguridad del vehículo”, de manera que “una de las prioridades es la renovación del parque automovilístico” porque, “en caso de accidente, un vehículo de más de 10 años no se comporta igual que uno de los de ahora”.

Además, reclamó “seguir invirtiendo en el mantenimiento y conservación de las infraestructuras, que también juegan un papel decisivo y para que el usuario no tenga puntos negros”.

Por su parte, el presidente de AEA, Mario Arnaldo, indicó, en declaraciones a Servimedia, que el aumento de los accidentes de tráfico en enero se debe a que “no se está invirtiendo lo suficiente en el estado de las infraestructuras” y a que “los automovilistas no estamos invirtiendo lo necesario para tener nuestros coches en perfecto estado”.

Arnaldo instó a la DGT a que haga “un análisis microscópico” sobre en qué provincias, qué tipo de usuarios y qué carreteras están más afectadas por la subida de la mortalidad. “Hay que hacer un plan urgente de actuación para volver a recuperar otra vez la necesaria inversión en el mantenimiento de las carreteras”, insistió.

El presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, Francisco Canes, indicó al respecto que “no se puede vivir eternamente del carné por puntos”, por lo que abogó por implantar “medidas eficaces que frenen este repunte de víctimas mortales”.

Canes reconoció que el envejecimiento del parque automovilístico “no ayuda” a mejorar las cifras y pidió “otras medidas en la mesa” para evitar que “la recuperación económica, con más coches en las carreteras, conlleve irremediablemente un aumento de víctimas”, como “más campañas de concienciación e inversión en carreteras”. “No podemos pedir a los ciudadanos que se compren todos uno coche nuevo cuando la Administración no invierte lo suficiente en mejor el estado de las carreteras”, concluyó.

Etiquetas
stats