Castilla y León bate en 2013 el “récord histórico” de exportaciones, con un incremento del 5%

Carlos S. Campillo/Ical. El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, inaugura la jornada organizada por Empresa Familiar con motivo de la celebración de su asamblea general de socios

S.Gallo/ Ical

Aunque los datos no serán oficiales hasta dentro de aproximadamente dos semanas, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, anunció este viernes que la comunidad habrá registrado el año pasado el “récord histórico” de exportaciones, gracias al incremento aproximado del cinco por ciento contabilizado respecto a 2012, y superando así las cifras de 2011, cuando se superaron los 12.000 millones de euros de exportaciones en la comunidad.

Herrera recordó que estos datos se han producido en un momento de crisis económica lo que supone, junto con otros datos “objetivos” la base para “abonar” unas previsiones que están marcando una recuperación que “más pronto que tarde” se traducirá en que las empresas dispongan de actividad que permitirá “crecer, invertir no sólo en el día a día, y crear empleo”, algo que para el presidente del Ejecutivo autonómico se presenta como “importante y fundamental”.

Para el presidente de la Junta, el actual es un momento “muy especial”, ya que supone “grandes esperanzas” en un mundo de “duras realidades y preocupaciones”. Además del dato positivo de las exportaciones, Herrera aludió a otras variables económicas optimistas que marcan el posible inicio de “una nueva etapa” y un “nuevo tiempo de recuperación” que se traduzca en la creación de empleo. Entre esos datos, destacó la previsión de crecimiento de Castilla y León en un 1,2 por ciento para este año, frente al 0,7 por ciento previsto inicialmente, lo que permitirá pensar en un crecimiento del 1,9 por ciento para el próximo año.

Pese a todo esto, Herrera resaltó un discurso “realista”, en especial como consecuencia de las “preocupantes” cifras de desempleo que se mantienen en Castilla y León, por lo que apostó por la culminación de algunos procesos de reforma puestos en marcha por el Gobierno central, como son la reforma laboral, la reforma de las administraciones públicas, la reforma fiscal o incluso la reforma financiera.

En relación a la reforma de la administración, Herrera explicó que en el sector público conducirá a la reducción del sector público de 36 a 18 entidades, así como a “concentrar” en una única agencia todas las políticas de innovación, internacionalización, financiación y dotación de suelo industrial. Igualmente recordó que en Castilla y León no ha “tocado” el tramo autonómico del IRPF, pero sí que se han introducido una serie de beneficios fiscales que van a “animar y apoyar los esfuerzos e inversiones” para la dotación de innovación de las empresas.

Herrera aludió a estos aspectos económicos durante su participación en el acto de inauguración de la jornada de trabajo de Empresa Familiar de Castilla y León, celebrada en el hotel Conde Luna de la ciudad de León. A este acto acudieron también el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, o el alcalde de León, Emilio Gutiérrez, entre otras autoridades políticas y empresariales.

Además de esta jornada de trabajo, Empresa Familiar de Castilla y León celebró su asamblea general de socios, en la que Alfonso Jiménez, de la empresa Cascajares, sustituyó en la Presidencia al presidente del grupo Gadea, Gerardo Gutiérrez, una vez finalizado el mandato de éste último. A las 104 empresas de base familiar de la comunidad repartidas por las nueve provincias y pertenecientes a todos los sectores productivos se dirigió Herrera, a quienes alabó por su trabajo, que constituye el 95 por ciento del tejido empresarial de Castilla y León, en lo que demuestra que la familia, también en el impulso de las actividades económicas y en la transmisión de una cultura intergeneracional, es “fundamental” para el desarrollo económico.

Es en estas empresas, según Herrera, en las que se visualiza “la fuerza, el protagonismo y el liderazgo” que tiene el empresario “de raza”, sobre todo en momentos importantes para España y para participar en la salida de una crisis “que será empresarial o no habrá salida”. A los empresarios es a quienes instó Herrera a seguir trabajando para frenar la “consecuencia fundamental y más dramática y humana” de la crisis, como es el desempleo, al entender que los empresarios se han constituido como los verdaderos agentes de creación de riqueza y creación de empleo.

Relevo en la presidencia

Durante la celebración de la asamblea de Empresa Familiar se procedió al relevo en la Presidencia y parte de la junta directiva. Alfonso Jiménez, de la empresa Cascajares, es el nuevo presidente de la entidad en sustitución de Gerardo Gutiérrez, presidente del grupo Gadea. Gutiérrez hizo un balance “muy positivo” como presidente de Empresa Familiar, y reconoció haber disfrutado del cargo, en el que intentó “poner en valor” a la empresa familiar, el concepto de empresa y a los propios empresarios, algo que confió en haber conseguido. Después de dos años “muy duros” y en los que “se ha tocado fondo”, Gutiérrez estimó que la remontada “está arrancando”, algo que se hace de manera muy positiva, de la mano de Alfonso Jiménez.

El nuevo presidente de Empresa Familiar explicó su intención de acometer un proyecto “evolutivo” en el que, inicialmente no hay cabida para la “revolución”, y en el que se invertirá “mucho tiempo, trabajo, esfuerzo y pasión”. La obtención de financiación será uno de sus retos importantes para este nuevo mandato porque “los empresarios hemos nacido para crear valor y empleo, y no para restar”. También la internacionalización se presenta como un “pilar” para el desarrollo, aunque reconoció que es “muy complejo” pero un aspecto “clave” que hay que conseguir “vía optimización” y siendo “muy productivos”, algo en lo que no puede faltar la innovación.

Defensor “a ultranza” de la empresa familiar, Jiménez estimó que se trata de “la que más apegada al terreno está” porque está formada por “gente de aquí, que no nos vamos a ir, y eso es un gran valor, somos amantes de nuestra tierra, de nuestra comunidad, creamos el auténtico valor, el que está pegado al mundo rural”. Precisamente ese apego es un factor que ha permitido que la empresa familiar haya sufrido menos la crisis económico porque “tenemos mayor arrojo y mayor arraigo con nuestra tierra”.

Las empresas familiares suponen el seis por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León y el diez por ciento del empleo privado de la comunidad, unos datos “maravillosos” que se aspira a que sean mayores, para lo que apuntó a la financiación como un aspecto fundamental. Fue ésa la principal petición que lanzó al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, a quien agradeció la ayuda prestada durante todos estos años, pero a quien reclamó ayuda en un momento en el que se entiende que “empieza el tiempo del crecimiento”.

La financiación juega un papel importante en este aspecto, por lo que Jiménez reclamó que regrese esa financiación, a lo que habrá que sumar el carácter innovador de los empresarios y la búsqueda también de una financiación alternativa. En este sentido, tanto Herrera como el nuevo presidente de Empresa Familiar de Castilla y León pusieron como ejemplo el proyecto Alentia, que se apostó por “consolidar” a partir de ahora, por entender que es “algo único a nivel mundial”.

Etiquetas
stats