Carcel y multa por el homicidio imprudente de un trabajador

Efe

El fiscal ha solicitado un año y dos meses de cárcel por la supuesta comisión de un homicidio imprudente por parte de los responsables de las empresas que participaban en una obra, en la que falleció un trabajador al caer de una cubierta.

Según la calificación provisional del ministerio público, a la que ha tenido acceso Efe, los hechos se remontan a julio de 2006, cuando la víctima que se encontraba desempeñando su trabajo en una cubierta y cayó de una altura de nueve metros al ceder una de las placas con resultado de muerte en el acto.

El relato del fiscal ha recogido que no se habían tomado las medidas de seguridad pertinentes y que el trabajador no había sido sometido a la formación necesaria.

Asimismo ha detectado que no existía en la obra un plan de seguridad.

El ministerio público ha considerado que se trata de un delito contra los derechos de los trabajadores por lo que ha solicitado para los dos acusados como responsables de las empresas que acometieron los trabajos nueve meses de prisión y nueve meses de multa a diez euros diarios.

Además, ha pedido el pago de una indemnización de 106.000 euros para la viuda y 44.000 euros para cada uno de los tres hijos de la víctima, y un año y dos meses de prisión por un delito de homicidio imprudente.

La defensa ha asegurado que sí existían elementos de seguridad, pero que la víctima rehusó emplearlos y ha añadido que en las pruebas practicadas al cadáver se hallaron restos de alcohol en sangre, según fuentes jurídicas.

El juicio se celebrará el próximo 8 de noviembre en la sala de lo Penal número 2 de León.

Etiquetas
stats