Caluroso recibimiento en Tordesillas a la Marcha Negra

Marcha Minera. La Mota del Marqués-Tordesillas

I.R.

Los mineros han completado una etapa más, la undécima, de la marcha minera y, ahora sí, saben que no van a parar hasta llegar a Madrid. Enterados del fracaso de la reunión del ministro de Industria, José Manuel Soria, con los sindicatos, en la que se ha negado a negociar sobre las ayudas de este 2012, continuarán con más fuerza hasta la capital, donde tienen previsto llegar el miércoles 11 de julio.

“¿Desanimados? No, estamos preocupados, pero no desanimados”, comentaba José Luis, uno de los mineros, tras finalizar la etapa que este lunes ha discrurrido entre La Mota del Marqués y Torrdesillas.

“Se ha hablado del plan 2013-2018 cuando no se ha solucionado el 2012, no tiene sentido”, asegura José Luis, a quien le preocupan sobre todo sus compañeros encerrados en los pozos desde hace más de un mes. “No van a querer salir”, comenta.

Un gran recibimiento en Tordesillas

La jornada de este lunes ha mejorado la del domingo, que fue la más dura de toda la marcha. Hoy acompañaba la temperatura y los kilómetros, que eran menos, un total de 22, todos ellos por autovía. A los 12 kilómetros realizaron un descanso de unos 20 minutos en un área de servicio para reponer fuerzas con fruta y bebidas.

Al llegar a la localidad vallisoletana, sobre la una de la tarde, el recibimiento ha sido “impresionante”, con una gran acogida de los vecinos y también del alcalde, el socialista José Antonio González Poncela. Esta noche dormirán en el pabellón municipal y tanto la comida como la cena la harán en un pinar a las afueras de la ciudad, al lado de las piscinas municipales.

Etiquetas
stats