Las Brif suman 101 días de huelga indefinida con sus reivindicaciones sin resolver

Juan Lázaro / ICAL miembros de la BRIF en la puerta del ministerio de Agricultura

ileon.com

Las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (Brif) cumplen 101 días de huelga indefinida y mantienen las mismas reivindicaciones que originaron el conflicto, la más importante de ellas, que se les reconozca la categoría profesional de bombero forestal, además de mejoras salariales y la opción de desempeñar una segunda actividad.

Así lo ha explicado en declaraciones a ileon.com el portavoz del colectivo, Pablo González, que reconoce que el principal “escollo” para la resolución del conflicto es el reconocimiento de la categoría profesional de bombero forestal, ya que es una cuestión que “ahora mismo tiene más carácter político que laboral” y que depende, en parte, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

No obstante, desde el propio colectivo aseguran que no va a dejar de pedir que se les reconozca lo que son. “Apagamos incendios forestales, somos bomberos forestales, pero el conflicto va más allá de Trasga así que las medidas de presión también se tendrán que modificar”.

Desde las Brif explican que, tras un año y dos meses de conflicto, se ha conseguido que la sociedad reconozca su labor profesional, que se les llame por su nombre y dar visibilidad al colectivo, y al resto de compañeros que se dedican a la extinción de incendios forestales en España, un sector “siempre olvidado y poco reconocido, no ayudado y oscurecido por ciertas administraciones”.

Además, recuerdan la reciente 'marcha negra' en la que caminaron durante siete días desde Valladolid a Madrid. A su llegada al Ministerio de Medio Ambiente fueron capaces de reunir cerca de 400 bomberos forestales y pudieron sentir, han precisado, “el calor y el apoyo de la gente, que ya conocen nuestro trabajo y reivindicaciones”. La marcha también ha servido para “demostrar que el colectivo está unido y tiene mucha fuerza para conseguir nuestros objetivos, que son muy claros”.

Este jueves, los trabajadores tienen un nuevo encuentro a través del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (Sima) para intentar encontrar una solución al conflicto y que el mediador interfiera y prepare un acuerdo. Se trata, en este momento, del “último recurso” para negociar con la empresa puesto que Trasga no va a presentar más ofertas de tipo económico, ni se va a volver a sentar a la mesa.

Con la propuesta que salga de ese encuentro, el comité acudirá a las bases, que son las que han estado tomando las decisiones durante todo este tiempo a través de la ATBRIF (Asociación de Trabajadores de las BRIF), y si les parece acertado el acuerdo, se firmará. De lo contrario, se rechazará y las Brif continuarán con la protesta.

Etiquetas
stats