El Ayuntamiento de Ponferrada da por “controlada” la nube tóxica de Roldán

César Sánchez / ICAL . Accidente químico en la acerera Roldán de Ponferrada

D. Álvarez / ICAL

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, hizo un llamamiento a la calma este lunes tras dar por “controlado” el incidente en las instalaciones de la factoría de Aceros Roldán, que provocó que una gran nube de humo anaranjado-rojizo causara la alerta entre la población de la ciudad. Tras desplazarse a la fábrica para comprobar la magnitud de la fuga, Ramón subrayó que “pese a la espectacularidad de la nube, en ningún momento ha estado en riesgo la salud de las personas”.

En ese sentido, fuentes municipales insistieron en que “en el momento actual parece que la situación está completamente controlada”. Al respecto, las mismas fuentes señalaron que el tanque en el que se produjo la mezcla de ácido sulfúrico y ácido nítrico vio amenazada su estabilidad a lo largo de la mañana, debido al calentamiento causado por la reacción química. Tras disponer arena en la base para asentar el depósito y contener un posible derrumbe, el alcalde señaló que ese riesgo “parece conjurado” y que los trabajos de enfriado y vaciado están “muy avanzados”.

Los Bomberos enviaron hasta el lugar a ocho vehículos y 17 efectivos, que aún trabajan para enfriar el depósito de 10.000 litros de capacidad en el que se produjo el incidente. Por su parte, ocho policías municipales aseguran el perímetro de la fábrica y cortan los accesos al pueblo de Santo Tomás de las Ollas.

Además, a lo largo de toda la mañana, el alcalde se mantuvo en contacto personal con el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y con el subdelegado del Ejecutivo en la provincia, Faustino Sánchez para informar puntualmente de la situación. Según explicó el regidor, los representantes del Gobierno le brindaron el apoyo de los medios del Gobierno en caso de ser necesario.

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, también quiso lanzar un mensaje de “serenidad y tranquilidad” durante la inauguración de la rehabilitación de la Casa Rectoral de la localidad leonesa de Chozas de Arriba. Según el consejero, “esa nube con sustancias tóxicas está en un estrato alto de la atmósfera”. “No hay ninguna recomendación más que unas instrucciones transmitidas a las industrias situadas alrededor para que no haya ningún daño personal”, subrayó.

Corte de tráfico

En las tareas de enfriado del tanque también participan otros dos vehículos de bombeo de la Junta y otro más aportado por la empresa, que también fue la encargada de solicitar a la Guardia Civil de Tráfico que procediera al corte de la carretera N-VI, que discurre cercana a la factoría, mientras se dispersaba la nube.

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 1-1-2, el escape se produjo sobre las 10 horas y “no reviste peligro para la población”. Tras el suceso y como medida de precaución, la empresa activó su protocolo de emergencia y procedió al desalojo de los trabajadores de la zona de laminación. Por su parte, el Ayuntamiento evacuó una vivienda situada por encima de la carretera N-VI y cursó aviso a todas las empresas ubicadas en el polígono de La Llanada para que mantuvieran las puertas y las ventanas cerradas.

Por su parte, el responsable de prevención del comité de empresa, Felipe Fernández, avanzó que, según confirmaron fuentes de la empresa, el incidente se produjo debido a un “error humano” y recalcó que, pese a lo “escandaloso” del incidente, la situación pudo controlarse en un corto periodo de tiempo.

Levantado el operativo a última hora de la tarde del lunes

A las 19.00 horas de este lunes ha quedado levantado el operativo puesto en marcha con motivo de la fuga de ácidos detectada en un tanque de la planta de Aceros Roldán, en Santo Tomás de las Ollas.

El concejal de Seguridad y Protección Civil, José Antonio Cartón, ha dado por concluidos los trabajos de eliminación del ácido y de vaciado del tanque afectado por la fuga debido a su sobrecalentamiento.

Etiquetas
stats