Asaja reclama un “cambio urgente” en la PAC para asegurar la alimentación de los europeos ante el conflicto en Ucrania

Imagen de archivo: Arrodillando con un tractor un campo de alfalfa. / ICAL

Agencia Ical

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, reclamó hoy un “cambio de rumbo urgente” en las planteamientos de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea (UE) para el período 2023-2027, con el objetivo de asegurar la alimentación de los 500 millones de habitantes de la UE ante el “peligro para la alimentación mundial” que supone la invasión de Ucrania por parte de tropas rusas. “Podemos tener problemas de abastecimiento para alimentar a nuestra ganadería y, por tanto, a nuestra población”, aseguró Dujo, que expresó el “rechazo contundente” de la organización agraria al conflicto armado. “La guerra es muerte y destrucción y la agricultura es vida y producción”, resumió.

Ante los mensajes de varios gobiernos europeos en favor de una PAC “más verde, menos productiva y con costes medioambientales para el sector”, Asaja apela a “la sensatez y el sentido común” de los responsables políticos para poner en marcha un nuevo modelo “productivo y profesional”. “La única prioridad en estos momentos es alimentar a la sociedad”, señaló Dujo, que recordó que la zona afectada por el conflicto es responsable del 30 por ciento de la producción mundial de trigo, del 20 por ciento de la de maíz y del 50 por ciento de la de girasol para aceite.

En un contexto marcado por “una crisis sanitaria que hizo tambalear la salud mundial” y un aumento sostenido de los precios de la electricidad y los combustibles, Dujo reivindicó la necesidad de “buscar nuevos mercados” para satisfacer las necesidades alimentarias de España, un país consumidor neto de materias primas, con una producción total de 25 millones de toneladas y un consumo superior a los 40 millones de toneladas.

Ley de la Cadena Alimentaria

Por otro lado, Dujo instó al Gobierno a “aplicar con contundencia” la Ley de la Cadena Alimentaria aprobada recientemente en el Congreso. “No puede haber un producto agrario que se venda por debajo de su precio de producción” apuntó el responsable autonómico de Asaja, que reivindicó también un “etiquetado claro” que permita al consumidor elegir entre el producto autóctono y el importado.

Al respecto, anunció que las organizaciones agrarias volverán a salir a la calle el próximo 20 de marzo en Madrid para reclamar que sus explotaciones sean rentables. “El mundo agrario no necesita ningún altar, pero sí necesitamos que no nos criminalicen desde el Gobierno y que nos dejen trabajar”, concluyó.

En clave local, Dujo aprovechó su presencia en la comarca del Bierzo para reivindicar un incremento en las ayudas públicas para que los seguros agrarios se adecúen a las peculiaridades de la zona, en especial a las heladas y a la sequía. El responsable autonómico de Asaja reclamó igualmente una mayor protección de la ganadería extensiva frente a los ataques de los animales salvajes. “En Castilla y León hay sitio para todos”, aseguró.

Nueva delegada en la comarca

Además de analizar la actualidad del sector, Asaja aprovechó el desayuno informativo celebrado hoy en Ponferrada para presentar a su nueva delegada en el Bierzo, Begoña Bello. Apicultora de profesión, Bello se comprometió a ser “la voz de los agricultores y ganaderos de la comarca, pero también la voz de los jóvenes que se inician en el campo”.

Con la mano tendida a asociaciones, cooperativas y marcas de calidad, la nueva delegada de la organización agraria en la comarca confió en que la puesta en marcha de un comité asesor con representación para todas las actividades y subsectores agrarios y ganaderos, sirva para conocer las debilidades y fortalezas del campo berciano.

En ese sentido, subrayó que una de las problemáticas propias de la zona es la cultura del minifundio, en oposición a otras zonas más proclives a la agricultura extensiva. Bello también valoró la entrada de Asaja en los órganos de gobierno de la Denominación de Origen (DO) de los Vinos del Bierzo, así como el “auge” que atraviesa el sector apícola de la comarca, con un “producto de altísima calidad” que está obteniendo grandes resultados en los diferentes concursos internacionales de mieles.

Por su parte, el presidente provincial de Asaja en León, Arsenio García Vidal, que recientemente renovó su mandato al frente de la junta directiva provincial, destacó que el cometido de Bello será el de “dar voz a los problemas de una comarca abandonada” en la que el sector agroalimentario es “cada vez más necesario”. “Necesitamos todo lo que podamos producir”, señaló.

Por último, el secretario general de la organización agraria, José Antonio Turrado, valoró la “presencia consolidada” de Asaja en la comarca, donde cuenta con casi 300 afiliados. Según los datos que ofreció, la oficina de Ponferrada lleva tramitados 350 expedientes de la PAC en el territorio berciano, así como otros expedientes de modernización del viñedo y de incorporación de jóvenes al sector.

Etiquetas
stats