Archivada la causa contra el médico de La Magdalena denunciado por una presunta negligencia

Centro médico La Magdalena. / Foto: Google Maps

ILEÓN

La justicia ha dado la razón al médico que ejercía en el centro de salud de Canales-La Magdalena y que había sido denunciado por una presunta negligencia fruto de la cual falleció un hombre de 56 años.

El Juzgado de Instrucción 3 de León ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa que se había iniciado contra el facultativo tras una denuncia interpuesta por la familia de esta persona. Una resolución contra la que cabía recurso, pero que al no haberse interpuesto en el plazo estipulado, se ha convertido en firme.

Los hechos se remontan al 5 de abril, cuando el hombre falleció en su domicilio y según la familia éste había estado horas antes en el centro médico de la localidad, donde le atendieron y tras darle medicación, le enviaron a su domicilio. La familia, no obstante, declino que se le realizase una autopsia y la muerte fue certificada “por causas naturales”.

Las diligencias a las que ha tenido acceso este periódico recogen que de la actuación del médico “no se desprende la existencia del delito objetivo de la denuncia” teniendo en cuenta el informe del médico forense que acudió al domicilio tras el fallecimiento de este hombre así como de los facultativos del centro médico que también se personaron en el lugar. Así, añade que la actuación del doctor se realizó conforme a la legislación vigente.

Manifestación con apoyo institucional

Además de la denuncia tras el fallecimiento de este hombre, los vecinos de la localidad convocaron una protesta para reclamar mejoras sanitarias en la zona y también para reclamar que el doctor, ahora absuelto, deje de pasar consulta. Una protesta que contó con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Soto y Amío.

No obstante, en ese momento, el Colegio de Médicos de León mostró su rechazo a las protestas y aseguró desaprobar “toda la contundencia que sea necesaria, esta y cualquier movilización social que suponga un linchamiento público de cualquier profesional como consecuencia de un posible error médico, y mucho más si se hace con carácter previo a cualquier tipo de investigación sobre el mismo”.

Etiquetas
stats