La Alianza Del Campo reitera su desacuerdo con el comportamiento de la industria azucarera

S. Gallo/Ical.

Alianza por la Unidad del Campo en León reiteró hoy su desacuerdoc oon el comportamiento que está mostrando la industria azucarera con un cultivo que “está siendo rentable”, pero por el que se están pagando “únicamente entre 600 ó 1.000 euros por hectárea”, lo que está facilitando que se continúe abandonando este cultivo. Por eso, el secretario general de Ugal Upa, Matías Llorente, confió en que la industria azucarera no perciba las ayudas acopladas ni las del Plan de Desarrollo Rural (PDR).

Llorente lamentó el comportamiento de la industria azucarera en lo relacionado a los descuentos, aspecto en el que solicitó que se modifique un reglamento que está en vigor desde los años 80, al tiempo que se lamentó por el pago a los propietarios, que resulta “una miseria”, sobre todo después de haber realizado importantes modernizaciones de los regadíos.

Los integrantes de Alianza por la Unidad del Campo reconocieron que esta alianza formada por Ugal Upa y por Coag está avanzando “despacio” a nivel regional, pero con objetivos “claros” y que están siendo “comunes” entre ambas partes. Por eso, ahora se quiere “superar el pasado” y dejar el camino “preparado” para el futuro más inmediato.

Desde este colectivo se lamentó la situación de activos en el campo, donde a fecha de 1 de marzo de 2014 había dados de alta en la Seguridad Social un total de 6.428 activos en la provincia de León, frente a las 13.500 solicitudes de la Política Agraria Común (PAC) realizadas, lo que supone que un número importante de estas solicitudes corresponden a “absentistas jubilados” que lo que quieren es “especular con los derechos”. Los datos de los dos últimos años revelan que en este tiempo se ha pasado de los 8.500 profesionales a algo más de 6.400 en la actualidad.

Por último, y en lo que a la situación de los cultivos se refiere, Matías Llorente reconoció que los cultivos de secano se encuentran “bien”, aunque las condiciones meteorológicas actuales facilitan la aparición de plagas y enfermedades, lo que requiere de la aplicación de tratamientos. Además, explicó que se han producido pérdidas por la acumulación de agua, si bien matizó que “no son cuantiosas”.

En lo que a los cultivos de regadío se refiere, explicó que en estos dos últimos días de campaña de remolacha se recogerán 20.000 toneladas de cultivo, si bien quedarán 3.000 toneladas que no podrán entregarse. En lo que al maíz se refiere, aún quedan 2.000 hectáreas sin recolectar y la pérdida en este caso está siendo “bastante cuantiosa”, finalizó.

Etiquetas
stats