Los accidentes laborales siegan la vida de cuatro personas en León el primer cuatrimestre del año

Carlos S. Campillo / ICAL

Ical

La siniestralidad laboral sigue su avance imparable en Castilla y León con la mejora económica. El primer cuatrimestre del año se contabilizaron 8.427 accidentes con baja en la Comunidad, con una subida del 7,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Esta lacra costó la vida a 14 personas, las mismas que un año antes; mientras que otras 66 sufrieron heridas de gravedad, ocho más que en 2017. No obstante, la inmensa mayoría de los siniestros tuvieron carácter leve, con 8.347, que reflejaron un crecimiento del 7,7 por ciento respecto al ejercicio pasado.

La siniestralidad creció con mayor intensidad, según cifras del Ejecutivo autonómico, en el sector industrial, en el que se contabilizaron 2.513 accidentes, un 10,2 por ciento por encima de los registrados un año antes en los mismos cuatro meses de análisis. Asimismo, los accidentes en la construcción retornaron a un fuerte crecimiento, con 873 y un alza del 8,6 por ciento.

Por lo que se refiere al sector agrario, los accidentes laborales con baja ascendieron a 565, que reflejan un crecimiento del 6,6 por ciento respecto a los de 2017. Por último, los servicios concentraron el mayor número de siniestros, con 4.476, aunque su crecimiento fue el menor entre los sectores, con un 6,4 por ciento.

Se disparan los in itinere

Por lo que se refiere a los accidentes 'in itinere', se produjeron en los cuatro primeros meses del año, un total de 1.119, lo que supone un enorme crecimiento del 43,6 por ciento respecto a 2017, es decir, 340 más en el mismo periodo.

Estos siniestros provocaron el fallecimiento de cuatro personas, dos más que entre enero y abril de 20017; aunque los graves bajaron de 15 a 12. Los leves fueron 1.103, con un alza del 44,7 por ciento.

El informe recogido por Ical, con datos de la Junta, indica también que en el primer cuatrimestre del año, se declararon en la Comunidad, 181 casos de enfermedades profesionales, 17 más que el año pasado, con un aumento porcentual del 10,3 por ciento.

Plan de choque

UGT Castilla y León destacó a Ical que estos datos “confirman la tendencia alcista iniciada hace cinco años de la siniestralidad laboral, que afecta a todos los sectores productivos y en todos los grados de lesión”. En este contexto, el sindicato exigió que se adopte un plan de choque centrado en la recuperación de las inversiones en prevención de riesgos laborales y la mejora de las condiciones de trabajo y empleo en la Comunidad.

El central sindical constató que el mercado laboral “se ha precarizado y las condiciones de trabajo han empeorado hasta el punto de poner en serio riesgo la seguridad y salud de las trabajadoras” Comunidad.

En este sentido, responsables sindicales de UGT indicaron que detrás de “buena parte” de los accidentes de trabajo se esconde la precariedad laboral y la inestabilidad en el empleo. “Esta temporalidad en los contratos genera una enorme rotación en los puestos de trabajo y por tanto, trabajadores sin formación, inexpertos y con muy poca capacidad de reivindicación de sus derechos laborales y preventivos”.

Aseveraron las mismas fuentes que la desregularización del mercado de trabajo y sobre todo, la descentralización de la negociación colectiva “ha debilitado la posición del trabajador en la relación laboral, comprometiendo su capacidad de acción y desactivando cualquier posibilidad de reivindicación en materia preventiva, lo que supone un menoscabo al derecho a su salud e integridad física”.

Provincias

Por provincias, los accidentes mortales se concentraron en León, con cuatro, donde se produjeron tres más que un año antes. Asimismo, se contabilizaron tres en Valladolid; dos en Salamanca y Soria, en ambos caos; y uno en Burgos, Palencia y Segovia, en cada una de ellas.

En cuanto a los graves, Burgos registró el mayor volumen, 16, seguida de León y Palencia, con once en cada una; ocho en Valladolid; seis en Soria; cinco en Ávila y Salamanca; tres en Segovia, y uno en Zamora.

El conjunto de los siniestros con baja descendieron en Salamanca (1.034), un 5,7 por ciento, y en Palencia (618), un 3,9 por ciento. Por el contrario, crecieron en Ávila (413), un 17,6 por ciento; en Valladolid (1.825), un 15,4 por ciento; en Soria (438), un 12,6 por ciento; en Zamora (469), un 11,9 por ciento; en León (1.261), un 11,7 por ciento; en Burgos (1.749), un 9,2 por ciento; y en Segovia (620), un 1,6 por ciento.

Etiquetas
stats