Actualidad Actualidad
Actualidad

DESASTRE MEDIOAMBIENTAL

El incendio de la Sierra de la Culebra arrasa ya 25.000 hectáreas, el más grave de la historia de Castilla y León

El incendio de nivel 2 arrasa ya 25.000 hectáreas y obliga a evacuar una veintena de localidades, convirtiéndose en el incendio más grave de la historia de Castilla y León y uno de los peores que se ha registrado nunca en España.

Incendio Sierra de la Culebra
ileon.com  | 18/06/2022 - 21:57h.

El incendio que asola la Sierra de la Culebra de Zamora ha arrasado ya 25.000 hectáreas, superando en pocas horas el doble de las estimadas el viernes. Se trata del fuego más grave en toda la historia de Castilla y León, con una superficie quemada superior a la del desastre del pasado año en Navalacruz (Ávila) con 22.000 hectáreas calcinadas.

Por superficie arbolada, el más virulento en la Comunidad autónoma fue el de Castrocontrigo en León de 2012, con 10.096 hectáreas quemadas; seguido por el de Figueruela de Arriba en Zamora, con 4.184 hectáreas; Villardeciervos en Zamora, con 3.702 hectáreas; Encinedo en León, con 3.042 hectáreas, y Arenas de San Pedro en Ávila, con 2.980 hectáreas afectadas.

En 2021, la organización ecologista World Wildlife Found determinó que el incendio declarado en el término municipal de Navalacruz fue el cuarto más grave de todos los siniestros de este tipo en España desde que hay registros.

El más grave de la historia de España fue el incendio de Corte de Pallás (Valencia), en 2012, que calcinó 30.000 hectáreas, seguido por el de Minas de Río Tinto (Huelva), de 2004, que quemó 27.000 hectáreas, y el de Andilla (Valencia), que arrasó 22.000 hectáreas de arbolado en 2012. Con estos datos, el incendio en la Sierra de la Culebra es de momento el tercero con más extensión arrasada en el registro en España y se aproxima a los más graves.

El fuego ha seguido avanzando este sábado, y llegó al Valla de Tera. Durante la tarde las llamas saltaron a la carretera N-631, a la altura de Val de Santamaría por lo que se ha cortado la línea férrea del AVE de Orense a Zamora. En concreto la circulación ferroviaria entre Zamora-Sanabria AVE y Madrid-Galicia ha tenido que ser interrumpida porque el incendio está próximo a la infraestructura en Otero de Bodas.

Renfe "está gestionando un servicio alternativo por carretera" para facilitar la movilidad de los clientes de la línea afectada. La empresa pública indicó que está informando a través de todos sus canales de comunicación y atención al cliente de la situación del trayecto, que permanece interrumpido entre Madrid y Galicia.

Continúa en nivel 2 y ha obligado a desalojar a un millar de personas de 24 pueblos, si bien algunos ya han podido volver a sus viviendas. De esta manera, y siempre según traslada la Junta por Twitter, los vecinos de los siete pueblos de Boya, San Pedro de Herrerías, Cabañas de Aliste, Mahíde, Pobladura Aliste, Torres de Aliste y Palazuelo de las Cuevas han podido ya regresar a sus domicilios porque "la situación está más tranquila en estos municipios y las llamas no están cerca".

En cambio, los de Villardeciervos, Villanueva del Valrojo, Ferreras de Arriba, Ferreras de Abajo, Codesal, Cional y Flechas de Aliste tendrán que continuar desplazados y reubicados por el momento. Los últimos que se han tenido que sumar a esta triste lista son Otero de Bodas, cerca de la una del mediodía del sábado, los de Olleros de Tera, Calzadilla de Tera y Pumarejo de Tera a primera hora de la tarde y Pumarejo de Tera y Juquera de Tera pasadas las siete y media. Una hora después, se evacuaba a los vecinos de Villar de Farfón, Vega de Tera, Milla de Tera y Melgar de Tera.

Las condiciones meteorológicas con rachas de viento de entre 40 a 70 kilómetros por hora, no solo no ayudan a las labores de extinción sino que las están dificultando mucho para los más de 500 profesionales y 111 medios de la Junta de Castilla y León, el Gobierno, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y las Comunidades de Galicia, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Cantabria que están desplegados sobre el terreno.

Las llamas han saltado el embalse de Nuestra Señora de Agavanzal e hicieron peligrar la integridad de personas y bienes, pero gracias a la rápida intervención de la Guardia Civil se logró rescatar a cinco personas que todavía seguían en un pueblo antes de tener que lamentar daños personales.

Por lo que se refiere a las carreteras, están cortadas la N-631, entre los puntos kilométricos 22,500 y 32,100; lla N-525, entres los puntos kilométricos 33,000 y 44,700; la ZA-912, hasta el punto kilométrico 13,000; la ZA-P-2639, de la N-631 a Sagallos, y la ZA-P-1407, de la N-631 a Sarracín de Aliste, según confirmaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora.

Están trabajando 29 agentes medioambientales, 18 técnicos, 40 autobombas, 8 bulldozer, 36 cuadrillas, 20 helicópteros, un avión de coordinación de la Junta y otro del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), que aporta además dos aviones anfibios.

INFORMACIÓN EN CONSTANTE ACTUALIZACIÓN

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad