Actualidad Actualidad
Actualidad

CASTILLA Y LEÓN

50 de los 93 altos cargos de la Junta han hecho carrera en Valladolid y sólo tres en León

Entre el presidente, consejeros, viceconsejeros, directores generales y delegados territoriales, los que se han desarrollado profesional y políticamente en la provincia pucelana superan el 53%. De la Región Leonesa son un 15%, la mayoría de Salamanca (8%), y de la castellana un 77%, con Burgos como la segunda provincia con más (con un 9%). Un 4% son de fuera de la Comunidad y otro 4% está todavía vacante.

presidente Junta Castilla y León pp Alfonso Fernández Mañueco consejeros consejeras Consejo de Gobierno juan garcía gallardo vox 3
El vicepresidente y el presidente de la Junta de Castilla y León. / Miriam Chacón / ICAL
Jesús María López de Uribe | 18/05/2022 - 08:55h.

Valladolid acumula un 53% de altos cargos de la Junta de Castilla y León que se han desarrollado profesional o políticamente en esa provincia. La provincia de León un 3%. Esto es lo que se desvela tras consultar el nuevo Organigrama del Gobierno autonómico gobernado por el PP y Vox.

De los 93 altos cargos, considerando como tales el presidente de la Junta Alfonso Fernández Mañueco, el vicepresidente sin funciones definidas Juan García-Gallardo, los diez consejeros, los ocho viceconsejeros (al que hay que sumar uno más sin nombrar aún en Industria), los 63 con funciones de directores generales y los nueve delegados territoriales de la Junta, 50 corresponden a perfiles profesionales o políticos con más de diez años de oficio en Valladolid, 9 en Burgos, 8 en Salamanca, 5 en Palencia, 3 en León, 3 en Zamora, 3 en Ávila y 2 en Soria. Los delegados territoriales son cada uno de sus respectivas provincias.

También hay cuatro de fuera de la Comunidad (2 de Madrid, 1 de Aragón y otro de Bilbao) y quedan tres direcciones más aún vacantes (dos en Industria, Comercio y Empleo y otra en Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural). Así, se puede colegir que tras los profesionales y políticos vallisoletanos tienen preferencia los de la provincia del presidente Mañueco (Salamanca) y los del vicepresidente García-Gallardo (Burgos).

Para conseguir estos números se ha tenido en cuenta dónde trabajaron todos ellos al menos en los últimos diez años, porque la Junta de Castilla y León no informa dónde han nacido en sus curriculums oficiales. De esta manera, se pueden observar pequeñas diferencias entre el lugar de nacimiento y el de desempeño profesional; aunque son muy ligeras variaciones. Por ejemplo, pese a que el presidente de la Junta es de Salamanca, también se le considera como vallisoletano por su responsabilidad política. Aunque dejara la Alcaldía de Salamanca en 2018, la variación sería de 49 altos cargos de esa provincia (pasando del 53,7% al 53,2% de peso) y 9 de la salmantina.

Sólo el 15% de la Región Leonesa frente al 77% de la castellana

De esta manera, los que decidirán la política de la Junta de Castilla y León lo que dure esta legislatura del Gobierno entre PP y Vox, serán un 77% de castellanos, un 4% de foráneos y sólo un 15% de personas de la Región Leonesa (teniendo en cuenta que un 4% de altos cargos están sin nombrar). En ésta serían 8 de Salamanca, 3 de León y 3 de Zamora.

Los responsables de la provincia de León son únicamente el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio Juan Carlos Suárez-Quiñones, el viceconsejero de Transformación Digital Jorge Llorente Cachorro y la delegada territorial de la Junta, Ester Muñoz.

En Economía, todos de Valladolid

Por consejerías, destaca que en la de Economía y Hacienda los diez mandamases han desarrollado su carrera en Valladolid. Aunque el consejero Carlos Fernández Carriedo sea palentino, es uno de los políticos que más tiempo llevan en el Gobierno de la Junta. Incluso el director general de Minas y Energía, con su sede en el Eren de León, Alfonso Arroyo González es licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y funcionario de carrera del Cuerpo Superior de la Administración de la Comunidad de Castilla y León desde 2004.

En la Consejería de Presidencia, Jesús Julio Carnero (zamorano de nacimiento, pero que fue presidente de la Diputación de Valladolid desde 2011 a 2019 y anterior consejero de Agricultura) de los once cargos siete son pucelanos, dos de Burgos, uno de Salamanca y otro de Palencia.

En la de Industria, Comercio y Empleo, de los ocho cargos dos están vacantes aún. El consejero Mariano Veganzones ocupado diferentes puestos y funciones en las consejerías de Educación, de Familia y de Empleo de la Junta de Castilla y León desde 2008, con lo cual se le incluye entre los tres vallisoletanos, otro es de Burgos y otro de Madrid.

La de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del territorio está comandada por el leonés Suárez-Quiñones, y entre sus altos cargos hay cuatro pucelanos (aunque el secretario general sea navarro de nacimiento), 1 de Salamanca y otro de Burgos.

La de Movilidad y Transformación Digital está encabezada por la ingeniera de Caminos burgalesa María González Corral (aunque era la anterior directora general de Desarrollo Rural desde julio de 2019) y habría dos directores generales más de su misma provincia, uno de Burgos, otro de Soria y el leonés Llorente Cachorro, que fue director de la empresa Valles del Esla y de la empresa Núcleo de Explotaciones Agropecuarias de León (NEAL).

Gerardo Dueñas, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es palentino. Entre los niveles de dirección general hay un salmantino y cinco más son vallisoletanos; dándose la circunstancia de que el director general de Desarrollo Rural Jorge Martínez Arribas estudió Ingeniería Agrónoma en la Universidad de León aunque tiene una muy amplia vida profesional en Valladolid en Infraestructuras Agrarias.

Mañueco en La Bañeza con Javier Carrera de Blas, Muñoz, Suárez-Quiñones y Santonja. / Campillo / ICAL
Dos de los tres altos cargos leoneses, Ester Muñoz y Suárez-Quiñones, junto a Mañueco. // Campillo / ICAL

En la de Sanidad, Alejandro Vázquez Ramos es licenciado por Medicina en Valladolid aunque sus últimas responsabilidades estarían más centradas en el hospital de Burgos. Le acompaña otro alto cargo de esta provincia. El viceconsejero Jesús García-Cruces Méndez vendría de Palencia y luego habría un madrileño, un salmantino y cuatro vallisoletanos.

En la consejería de Familia e Igualdad, dirigida por la política zamorana María Isabel Blanco Llamas, habría una dirección general ocupada por una persona de la misma provincia, otra de Ávila, otra de Salamanca y tres más de Valladolid.

En la de Educación, la vallisoletana Rocío Lucas está acompañada de cuatro directores generales más pucelanos, más uno de Salamanca, otro de Segovia, otro de Palencia y otro de Ávila; siendo la consejería con más diversidad.

En la consejería de Cultura, Turismo y Deporte –en la cual el consejero Gonzalo Santonja es de Béjar en Salamanca, aunque llevaba más de veinte años como director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua y es catedrático de la Universidad Complutense– se le podría interpretar como un madrileño-vallisoletano, acompañado de cuatro pucelanos más, un salmantino, un palentino y un aragonés.

Como ya se ha indicado anteriormente, los delegados territoriales de las nueve provincias de Castilla y León corresponden a políticos de cada provincia. En todo caso, el peso de los vallisoletanos en los puestos de mando del Gobierno entre el Partido Popular y Vox es más que notorio. Y el de los leoneses más escaso que el de los altos mandos foráneos.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad