Actualidad Actualidad
Actualidad

MUNDO RURAL VIVO

La romería de La Virgen del Villar 2019 recupera 'las cantoras del Ramo' de 1910

109 años después, las mujeres de Carrizo de la Ribera volvieron a cantar el Ramo que sus abuelas crearon para dar las gracias a la Virgen más querida de todos los pueblos de la contorna del Órbigo.

Romería de la Virgen del Villar en Carrizo de la Ribera 5
Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Javier M. Seisdedos | 18/06/2019 - 13:33h.

En este tiempo de paradigmas rurales, donde se construye el nuevo relato de los pueblos del siglo XXI, no podemos olvidar que para el crecimiento, desarrollo y manifestación de este discurso, es importante no olvidarse de cuáles son nuestras raíces.

La conciencia campesina tiene su propio lenguaje, se manifiesta, desde la visión de lo común. Siguiendo esta estela, encontramos las herramientas humanas del Concejo Abierto, el trabajo fraterno de la Hacendera y las veceras como base del encuentro.

Sintiendo el poder del fuego al calor del  Filandón, transformando los recursos con el ingenio de la supervivencia entre paisanas y paisanos.

Si nos olvidamos de dónde venimos y quienes fueron realmente los que nos precedieron, no podremos mantener viva y fuerte la semilla de todo lo que está por venir.

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Foto: Alexandra Alonso-Santocildes

No podemos tampoco quedarnos apegados ante el falso espejismo de la nostalgia de un pasado que no volverá.

Podemos seguir la recomendación de nuestro amigo Alberto Flecha, y sabiamente, de vez en cuando, es bueno y saludable mirar el retrovisor para aprender y no cometer los mismos errores.

Mantener en cambio, en alto, los valores sagrados que han permanecido durante siglos como banderolas al viento, es bueno y necesario. Recordando que el arco iris que forman los pendones de todos los pueblos de nuestra tierra, representan el latido absoluto de la democracia pura y participativa que puede servir de simiente para que nuestro entramado rural no muera en la época donde lo individual quiere vencer con todas sus fuerzas a lo que es de todos.

León representa estos valores, si los perdemos nos quedaremos huérfanos, sin identidad ni guía donde guarecernos.

En el antiguo pueblo donde se asentaron los primeros pobladores de Carrizo de la Ribera, se puede vivir plenamente desde el corazón, la llama que dejaron en forma de capsula intemporal nuestros antepasados. Aquí año tras año se refuerzan los lazos y se recargan las pilas para seguir creando Mundo Rural Vivo en formato intergeneracional.

Aquí os dejamos algunos retazos de esperanza compartida. Testimonios de personas que sirven de ejemplo donde mirar y mirarse en  tiempos de zozobra y marejada social.

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Pedro Aller a la derecha junto al artista Jose Antonio Santocildes. Foto: Alexandra Alonso-Santocildes

Mi abuela Claudia lo tenía bien guardado. El nombre del documento lleva por título "Cantoras a la Virgen del Villar" yo lo encontré por casualidad. Mi madre, siempre me comentó, que mi abuela había cantado el ramo. Es un documento que tiene mucho valor, mi abuela lo tenía recuperado de un incendio que hubo en su casa. Aunque el papel está quemado alrededor, el nivel de conservación es admirable.

La abuela Claudia nació en 1890, y el documento data aproximadamente de comienzos del siglo XX, en torno al año 1910 cuando ella era una moza, antes de casarse. Coincide con la Guerra de Melilla.

Documento recuperado familia Aller.

El documento nos habla de cómo se desarrolla la romería, como bajan en el domingo de la Ascensión, como baja la virgen de la ermita al pueblo. Al llegar al pueblo la reciben, se encaminan a la iglesia, donde se realizaba la misa y posteriormente la novena que duraba ocho días. En la parte primera narra de cómo el martes de pentecostés se hacia la romería de vuelta a la ermita. Después se narra las peticiones a la virgen, sobre agradecimientos por haber concedido el agua, y que ha librado de la piedra. Sigue todo lo relacionado con la guerra de Melilla, en la que pide por los hermanos y vecinos que han sido llamados a las armas. Aquella época era un tiempo muy convulso, piden también, por las blasfemias que cometen contra la virgen. Habla de la contienda de Melilla, que hasta la fecha en Carrizo no se había llevado ninguna baja. Dice que una persona de la Milla del Río alistada, que estaba en paradero desconocido, no se sabe muy bien,  que habrá sido de él. Después empieza ya, y se narra cómo tuvieron que hacer para hacer la corona y todas las peticiones que tuvieron que hacer por los pueblos para recaudar fondos.

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Foto: Alexandra Alonso-Santocildes

En la parte final piden, a las autoridades que levanten la ermita que está muy caída. Hablan de la ermita antigua que estaba un poco más debajo de la actual. Se pedía, que no había disculpas para su rehabilitación. Se decía que las mozas estaban dispuestas a ayudar para levantar la ermita, y ahí termina ya...

Antiguamente se volvía a subir el 8 de septiembre; ya para dar las gracias por la cosecha recibida. Terminaba la siega y se continuaba con el lúpulo, esto se ha perdido.

Me gusta mucho las tradiciones y su recuperación. De hecho este documento del ramo, lo encontré porque yo le pregunté a mi madre, ya que ella sabía muchos romances y coplas, y me comentó que mi abuela tenía papeles con copias de las coplas de los ciegos que habían comprado en el mercado de Carrizo. Y entonces fue cuando buscando estos papeles apareció este. Me ha gustado mucho que se halla cantado esta canción recuperada, además yo a mi abuela Claudia la tenía mucho cariño, tenía 10 años cuando murió, pero aún así la recuerdo muy bien. Ella tocaba muy bien la pandereta. Es un homenaje para ella.

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Pablo Ferrero a la derecha junto a Roberto Marqués. Foto: Alexandra Alonso-Santocildes

Soy natural de Alcoba de la Ribera, tengo 17 años. Venir a la Romeria de la Virgen del Villar supone algo muy importante, porque es la patrona de toda la Ribera. Viene mucha gente de los pueblos de alrededor y de Quintanilla del Monte y de la comarca de la Cepeda.

Seguramente nuestros abuelos venían aquí y hacían lo mismo que nosotros. Me gusta mucho todo lo tradicional. Yo toco la dulzaina el tambor la chifla, el tamboril, la pandereta y castañuelas junto con el baile que se me da bien.

Yo a la gente de mi generación les diría que no tengan vergüenza, y que era una cosa que la hacían nuestros antepasados, nuestros abuelos, que no tengan vergüenza por poner unas faldas como los danzantes, que no pasa nada, que les queda muy bien.

Lo que veo es que la gente está muy unida hoy aquí. Porque veo a toda la gente disfrutando, es una forma de unirse todos. Nuestros abuelos tenían menos dinero, pero lo compartían todo más que nosotros.

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Pablo Ferrero con Danzantes de Carrizo. Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Eva María Gonzalez y M. Carmen Alonso Santocildes.

Eva María González

Es una tradición venir para mí desde hace 24 años, desde hace 2 años lo vivimos de otra manera más participativa al formar parte del grupo de bailes de la Asociación La Trepa. Si que es verdad, que se vive todo de otra forma, con más entusiasmo y alegría, buscando la unión del pueblo. La devoción que tenemos a la Virgen del Villar el pueblo de Carrizo y de todos los pueblos de alrededor.

A través de la labor de la Asociación La Trepa esta unión en torno a las tradiciones está resurgiendo personas de diferentes generaciones; gente más joven hasta gente más mayor.

Y gracias a todo esto estamos unidos en torno a una causa común. Para que la unión en el pueblo crezca y no se pierda las tradiciones, entonces todos juntos estamos luchando por ello

 

M. Carmen Alonso Santocildes

La verdad que es muy emotivo, es una tradición recuperada de hace un montón de años, tan solemne como es hoy la romería de La Virgen del Villar. Es muy hermoso volver a la tradición y cantar el ramo como se hacía en 1910, se ponen los pelos de punta, porque te pones en la piel de la gente, lo que suponía para ellos, en un contexto como fue la guerra de Melilla, y lo que era la Virgen del Villar para todos ellos era una gran devoción. La unidad que tenía la gente antes era muy grande, se valoraba la unidad del pueblo, no tenían mucho más era su supervivencia.Como mujeres nos sentimos muy orgullosas de ser de Carrizo de la Ribera. Yo soy nativa de aquí, he nacido en este pueblo y lo vivo muy de cerca. Que todas estas tradiciones duren muchos años y que la gente se vuelva a unir en torno a todo esto; gente joven y de todas las edades.  Hay gente joven danzantes, hay niños en jotas, veo mucha unión ahora mismo en el pueblo y quiero que no se pierda bajo ningún concepto y seguir adelante con toda esta labor de recuperar las tradiciones.

 

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes
Maika Fernández. Foto: Alexandra Alonso-Santocildes

Maika Fernández

El día de hoy, es el más especial en Carrizo. La gente lo vive con mucha, muchísima intensidad, se prepara una romería con Pendones, carros engalanados. Tenemos a los Danzantes, todos los integrantes son chicos y hacen danza procesional Mariana. Todos los chavales del pueblo que lo forman están encantados de formar parte del grupo. También todas las personas que les apetece vestirse con los trajes tradicionales e intentamos que sea una romería colorida, participativa honrando entre todos a nuestra Virgen del Villar, la más querida en toda la comarca, a la que se tiene una gran devoción.

Esta fiesta tiene una gran función  de cohesión social, y si que funciona para fomentar el arraigo a la tierra, el arraigo a tu zona a tu comarca. El Ramo que se ha cantado hoy ha sido un ramo recuperado de 1910, y que gracias a las aportaciones que hacen los vecinos del pueblo que tienen en sus casas, olvidadas, perdidas en sus arcas en el fondo de un cajón, pues esas "cosillas antiguas".

 

Foto: Alexandra Alonso-Santocildes.

Había un manuscrito del Ramo de comienzos del siglo XX, que nos lo han cedido con todo él cariño una familia de Carrizo, y muy agradecidos porque forma parte de la historia viva de nuestro pueblo. Poder recuperarlo, y que la gente lo sienta y en especial la gente joven aquí, es una de nuestra mayor fuerza y de lo que más orgullosos estamos, es que la tradición, la romería y el antruejo... Todo tiene futuro porque es la gente joven la que está más implicada y claro nosotros desde la Asociación, estamos encantados. Mi rapaz hace poco, se atrevió a cantar en clase, delante de sus compañeros en el instituto con permiso de la profesora una de las canciones del Ramo, y eso como madre, que te voy a decir... Es un orgullo.

"Un agradecimiento especial a Alexandra Alonso-Santocildes por la mirada sensible y femenina de una mujer que ha permanecido fiel a sus orígenes, pese a la distancia. Sus fotografías son fiel reflejo del amor a su tierra y a todo su contenido de Vida... Disfrutarlas es todo un regalazo visual". ¡¡¡Que vivan los Concejos, las Hacenderas y la comunidad en los pueblos¡¡¡

Javier M. Seisdedos. Editor Creamos Presente

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad