Actualidad Actualidad
Actualidad

GESTIÓN DE LAS BASURAS DE LEÓN

Gersul debe abonar en días 23 millones de euros o se enfrentará a multas y responsabilidades penales

El consorcio que gestiona las basuras de la provincia de León no ha abonado aún los 23 millones de euros que debe a la UTE Legio VII por impagos de los años 2009 y 2010, tras el acuerdo extrajudicial alcanzado en el verano pasado. El juez ha dado un plazo de 20 días, pero Gersul no informa si lo cumplirá o no.

Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega
Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega
A. Vega | 21/03/2019 - 10:02h.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de León, que dirige el juez decano Luis Alberto Gómez, ha impuesto un plazo de 20 días al Consorcio Provincial para la Gestión de los Residuos de León (Gersul) para que pague los 23 millones de euros, más intereses, que debe a la UTE Legio VII, adjucataria del funcionamiento del vertedero provincial ubicado en San Román de la Vega.

En un auto al que ha tenido acceso este periódico el juzgado recuerda la millonaria deuda y la obligación de pagar. La cantidad fue acordada por ambas partes de forma extrajudicial en el verano del año pasado y su origen se debe a que el Consorcio dejó de pagar, sin muchas explicaciones, las mensualidades de parte del 2009 y del 2010 que abonaba a las empresas por gestionar las basuras de León.

El plazo dado era de 20 días y caduca en apenas unos días al haber recibido las partes el mismo a principios de marzo. En el auto el juez avisa a los funcionarios y políticos a cargo que de no realizarse el abono pueden llevarse a cabo "las medidas necesarias para lograr su efectividad", como podrían ser embargos de cuentas.

Además el juez avisa que en caso de incumplimiento "se podrán imponer multas coercitivas de 150 a 1.500 euros a las autoridades, funcionarios o agentes, sin perjuicio de otras responsabilidades patrimoniales a que hubiere lugar". También advierte el magistrado que "se podrá deducir el oportuno testimonio de particulares para exigir la responsabilidad penal que pudiera corresponder".

Fuentes no oficiales de Gersul reconocen que a día de hoy es "imposible" asumir el pago de los 23 millones de euros de una tacada. El Consorcio ha explicado que buscaba financiación bancaria que no ha sido posible concretar hasta el momento. El caos de funcionamiento del mismo le ha llevado a que desde el 2016 no se hayan aprobado ningún presupuesto ni cuentas, exigencia mínimas de las entidades financieras para efectuar un préstamo sin un aval de otra institución como la Diputación de León, que ha llegado a la deuda cero.

Además de los 23 millones de euros Gersul debe pagar unos jugosos intereses por cada mes que pasa sin pagar la deuda, de hasta 70.000 euros mensuales, por lo que la deuda sigue creciendo sin parar y alcanzará en breve los 24 millones.

Gersul es uno de los mayores presupuestos públicos de la provincia de León, con más de 20 millones anuales. Su principal fuente de financiación es una tasa que se cobra a todos los leoneses, pero que en la actualidad y debido a los impagos no cubre la prestación del servicio principal por lo que el Interventor del ente ha propuesto subir el recibo, tal y como adelantó Diario de León.

Este periódico ha intentado, vía Ley de Transparencia, conocer la liquidez del Consorcio a 31 de diciembre de 2018 pero el ente no ha respondido a la petición en el plazo legal marcado, como sí ha hecho siempre en todas las demás ocasiones en que se le ha reclamado información pública. Gersul inicia el pago de la tasa en el mes de mayo por lo que, salvo ahorros, en esta época es cuando su liquidez tiene más problemas debido a la finalización de su año fiscal.

Este periódico ha intentado obtener la versión de Gersul por vía de su presidente, el diputado provincial del PP Ángel Calvo, sin que haya sido posible un contacto para aclaraciones sobre la situación financiera del ente público y el pago de la millonaria deuda.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad