Actualidad Actualidad
Actualidad

EDUCACIÓN

Una decisión de la Junta reabre el debate sobre la religión en las aulas

La intención de la Junta de crear departamentos de religión en los institutos públicos genera un importante revuelo político. Para Podemos "introduce una importante carga ideológica", mientras que el sindicato STECyL-i advierte de la "falta de necesidad y conveniencia" de esta medida. UGT Castilla y León también se opone a la medida.

imagen
ileon.com  | 14/07/2016 - 18:48h.

El eterno debate de la religión en las aulas, en las de los colegios e institutos públicos, ha regresado de nuevo a la actualidad en León y en el resto de la Comunidad tras saltar a la luz pública una decisión de la Consejería de Educación de la Junta que ha levantado cierto revuelo y polémica, pese a ser sólo un borrador, que ni siquiera se ha aprobado.

El origen de la polémica es la elaboración, por pate de la Consejería de Educación, de un borrador para que se cree un departamento de religión católica en los institutos de Enseñanza Secundaria de Castilla y León. Una medida que ha suscitado un enorme rechazo por parte del sindicato de enseñanza STECyL y también desde Podemos.

La vicepresidenta y portavoz de la Junta, Rosa Valdeón, ha salido este jueves al paso de las críticas y dice que no entiende y ve "raro" que se critique a la Consejería de Educación por presentar un borrador para que se cree un departamento de religión católica en los institutos de Enseñanza Secundaria. "Es como el de cualquier otra asignatura dentro de los centros, se permiten por ley y en el caso de Soria está previsto que haya uno de religión islámica", argumentó.

En este sentido explicó que la única diferencia es que el profesorado que está el frente de los departamentos de religión católica "es personal laboral y no funcionario de la Consejería de Educación, pero conviven todos ellos dentro de la dinámica normal de los centros escolares". Por ello, dijo que el caso de la religión católica se "le llamará departamento para igualarlo al resto de los que hay en los institutos".

Este mismo miércoles, el portavoz de Podemos en la Cortes, Pablo Fernández, anunció que su grupo presentará una proposición no de ley para pedir que se retire esta medida porque considera que existe "un agravio comparativo" a los profesores que han conseguido su plaza mediante oposición, frente a los docentes que imparten la materia de religión que son designados por el Obispado y tiene que cumplir, por ejemplo, el requisito de estar bautizado. "Equiparar a los profesores de religión con el resto es un ataque contra los derechos de igualdad", insistió.

El líder de Podemos consideró "suficientemente grave" el hecho de que un profesor de religión pueda ser jefe de Departamento ya que esto le permite la participación den la Comisión de Coordinación Pedagógica lo que "no tiene sentido" porque "introduce una importante carga ideológica".

A este respecto, Valdeón ha contestado que la petición de retirada de este borrador de la orden que recoge la creación de un departamento de religión católica en los institutos de Enseñanza Secundaria "responde a un debate ideológico ya que si crea es porque las familias lo piden como lo pueden hacer las de alumnos islámicos". Al respecto añadió que lo único que hace la Consejería "es ofrecer esa posibilidad". "Las clases de religión han existido siempre y desconozco por qué ahora se plantea este tema", añadió en respuesta a lo que dijo el portavoz de Podemos.

STECyL-i también critica la propuesta

El sindicato de educación STECyL-i también se ha posicionado frontalmente en contra de este borrador que, en su opinión, "supone seguir dando prerrogativas a este profesorado nombrado por obispo, imanes o quien sea". "Se les hizo 'fijos', se les cuentan los años de servicios para oposiciones y para listas de interinidades".

Para el sindicato, "se trata de una medida que han consensuado con los sindicatos conservadores ANPE y CSIF y con las altas jerarquías eclesiásticas católicas. Nos dicen en la Consejería que se crearía el Departamento en aquellos IES que contaran con al menos un profesor/a de religión a jornada completa".

A este mismo respecto, el sindicato critica "la falta de necesidad y conveniencia de esta orden, que no ha pasado por Mesa Sectorial de Castilla y León". "Se ha negado la Consejería por entender que el profesorado de religión es personal laboral. Nos hemos quejado por ello en una reunión de la citada Mesa y en conversaciones con los responsables de la Consejería", precisa.

"La LOMCE ha supuesto un gran paso atrás, al otorgar valor académico a todos los efectos a una 'asignatura' confesional/doctrinal. En nuestra Comunidad estas materias no han sufrido ningún recorte en horario ni en la ESO ni en Bachillerato, en Primaria se ha reducido en 1,5 horas en la etapa, pero se han procurado compensaciones en las Instrucciones sobre Profesorado de Religión. Además, se permite la impartición de la materia en Secundaria sin unas ratios mínimas, que sí se exigen para otras muchas materias. Pero en la LOMCE no figura que haya que crear el departamento de religión, que supone dar prioridad a un gasto innecesario, cuando tanto, y no se corrige, ha sido el recorte que ha sufrido en sus condiciones laborales el profesorado funcionario de carrera e interino en los Centros públicos de Secundaria durante estos últimos cursos. Además acarreará complicaciones innecesarias en la Comisión de Coordinación Pedagógica", recuerda STECyL-i.

UGT se suma al rechazo

El Sector de Enseñanza de la Federación de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (FeSP-UGT) de Castilla y León ha rechazado la creación de los departamentos de Religión en los institutos de Educación Secundaria que ha presentado la Consejería de Educación en un borrador para el próximo curso 2016-2017 y ha defendido la laicidad en todos los centros públicos de enseñanza.

El sindicato plantea que los profesores de religión estén adscritos a otros departamentos como los de Geografía e Historia, Filosofía o Latín o cualquier otro afín a ellos y, en una nota de prensa, asegura que es "inaceptable la creación de un departamento de una asignatura cuya continuidad se desconoce".

Al mismo tiempo, UGT reclama la retirada del borrador teniendo en cuenta que el profesorado de Religión accede a una plaza de forma diferente que el resto del personal docente y critica la Junta intente "imponer con calzador" este asunto.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad